1 febrero 2017 Fútbol

El Villarreal ha hecho un buen negocio con Pato

Si os pido que penséis en un equipo que compre bien y que venda mejor, seguro que os viene a la cabeza el Oporto. Y no es para menos, pues es el club portugués se ha ganado esa fama a pulso, a base de adquirir jugadores a bajo coste y luego venderlos a los grandes equipos de Europa a precios de estrella, a veces incluso desorbitados.

En los últimos años, el Villarreal ha sacado bastante rendimiento económico a algunos de sus fichajes

Pero en realidad, no hay que irse a otro país a la hora de buscar un equipo que se le de bien lo de comprar bien y vender mejor. En España tenemos más de un ejemplo, siendo ahora mismo noticia el Villarreal Club de Fútbol, un club que en las últimas temporadas ha hecho buenos negocios y ha sacado muy buen partido en algunas operaciones.

La última es la de Pato. El Villarreal adquiría al futbolista brasileño por un precio irrisorio, 3 millones de euros, en uno de los fichajes más random de la liga esta temporada. A todas luces era un riesgo adquirir a un jugador cuyo mejor nivel hacía mucho que había quedado atrás, pero sin embargo Pato ha funcionado en lo deportivo (24 partidos, con 6 goles y 4 asistencias) y más todavía en lo económico, pues ahora se marcha a la liga de China dejando en las arcas del club groguet nada menos que 18 millones de euros.

Lo de Alexandre Pato no es nuevo, pues en los últimos dos años el Villarreal ha hecho ventas todavía mayores. Tenemos al defensa Eric Bailly, fichado del Espanyol por menos de 6 millones y vendido al United por 38 millones apenas año y medio después, al también defensa Gabriel, que costó apenas 3 millones y salió para al Arsenal a cambio de 15 millones también año y medio después, y el caso de Vietto, que llegó de Argentina por 5 millones, metió muchos goles y fue vendido al Atlético de Madrid por 20 millones, sin volver a parecerse al futbolista que vimos jugar de amarillo.

Años atrás, el Villarreal también hizo buenas ventas con Cazorla o Cáceres

Si nos remontamos más años atrás, también encontramos otras operaciones muy ventajosas. Por ejemplo, Santi Cazorla, vendido al Málaga por 23 millones de euros mientras que el Villarreal lo fichó gratis de la cantera del Oviedo, Diego Forlán, que costó apenas 3 millones y se vendió por más de 20 al Atlético de Madrid, y Martín Cáceres, vendido al Barcelona por 16 millones cuando el Villarreal se lo trajo casi gratis desde Uruguay.

Está claro que en el historial del Villarreal hay operaciones deficitarias tanto en términos económicos como de rendimiento. Nilmar, Zapata, Mati Fernández, N’Diaye o Mavuba son algunos ejemplos de lo uno y de lo otro. Pero el balance de errores y el coste que supone es mucho menor comparado con el de aciertos y los beneficios que deja.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *