16 mayo 2008 Fútbol, Noticias, Opinión

fa_cup.jpg
Mañana sábado, día 17 de mayo, es el gran día del fútbol inglés: la final de la FA Cup. Desde aquel lejanísimo año de 1872 cuando los Wanderers derrotaron a los Royal Engineers por 1-0 en el Kennigton Oval ante unas 2000 personas no podían imaginar lo que habían comenzando. La competición más genuína del panorama futbolístico mundial había comenzado su gloriosa andadura. Miles de anécdotas, goles, grandes jugadas, partidos épicos y hazañas históricas han engrosado la mística de la FA Cup hasta nuestros días, ¿quién sabe lo que nos deparará la de mañana?

Desde 1991 en que se enfrentaron Tottenham Hostpurs y Nottingham Forest, con triunfo para los londinenses por 2-1, siempre había estado presente en la gran final alguno de los cuatro grandes (Arsenal, Chelsea, Liverpool o Manchester United), en la de esta edición ninguno de ellos consiguió llegar a la misma. Los grandes protagonistas serán un equipo de mitad de la tabla de la Premier, el Portsmouth, y, la gran sorpresa, los galeses del Cardiff City, un club que ha deambulado por la Championship (la segunda división) sin pena ni gloria. Ahora tendrán la gran oportunidad de hacer historia.

El que gane no será un novato en estas lides, ambos ya tienen una FA Cup. Aunque muy pocos de sus aficionados lo pueden contar, el Cardiff se llevó el título en 1927 al derrotar al Arsenal por 1-0, mientras que el Portsmouth conquistó el trofeo en 1939 al vencer al Wolverhampton por 4-1. Ahora tienen una ocasión única de repetir éxito.

¿Quién es el favorito?. Parece obvio que el Pompey parte como favorito, no en vano es un club de la Premier. Campbell, Muntari, Kramjcar o Defoe intentarán no dejar escapar un titulo que parecen tener al alcance de la mano. Sin embargo yo no lo tengo tan claro, la simple presencia de dos viejos rockeros como Robbie Fowler y, el todavía recordado por la afición colchonera, Jimmy Floyd Hasselbaink pueden inclinar la balanza del lado galés.

Mañana fútbol en estado puro, un balón, 90.000 personas, dos aficiones entregadas que acabarán cantando ganen o pierdan y veintidós jugadores que lucharán a brazo partido por llevarse el trofeo más antiguo del mundo. ¿Alguien da más?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *