8 julio 2016 Tenis

Raonic a la final de Wimbledon

El canadiense Milos Raonic – sexto preclasificado – clasificó a su primera final de Grand Slam luego de ganarle en el primer turno de semifinales al suizo Roger Federer tercer favorito y siete veces campeón – en un partido disputado donde dos doble faltas del suizo en el cuarto set serían bisagra para el cambio de mando.

Raonic con este triunfo confirmó su ascenso en el circuito. El de origen montenegrino estuvo cerca de su primera final en torneos Major en Australia pero en esa ocasión cedió ante Andy Murray en semifinales. La de hoy será una de las victorias más recordadas para él en su carrera, pues no solo le abre las puertas de pelear por uno de los títulos de más relieve en el deporte blanco, sino porque lo ha hecho ante una de las leyendas en su patio preferido.

Parecía que el sueño de Federer de alcanzar una nueva final en su césped favorito y tentar la posibilidad de un Slam número 18, se materializaba cuando remontó el primer set en contra ante el bombardero Raonic y pasó a comandar 2-1 en mangas. Pero desaprovechar tres bolas de rotura en el cuarto y dos dobles faltas conspiraron para la gesta del suizo.

Empezó lento el campeón de 17 grandes, en parte por el esfuerzo del partido de cuartos de final ante Cilic que le consumió energías en los cinco sets que duró. Así Raonic le robó dos veces el servicio y se puso al frente por 6-3. En el segundo el canadiense no cedía con su fuerte saque y por ello se irían al desempate. Raonic no fue tan consistente en la ruleta y con una doble falta le daría tres ‘set points’ al de Basilea. Este tomó la primera y cerró 7-6(4). El momento de Federer se extendió al tercer parcial. Había que aprovechar toda ocasión que diera Raonic en su servicio. Lo hizo el helvético en el séptimo juego y dos después pasó al control del partido en sets con el 6-4.

Ya instalados en el cuarto set, Raonic se acercó más a la red y empezó a forzar a su rival a cometer errores. El canadiense de origen montenegrino arriesgó más y su osadía le rendiría frutos. Salvó tres bolas de rotura y aseguró al menos un nuevo desempate quedando 6-5 arriba. El duodécimo ‘game’ fue decisivo sobretodo para la moral de Federer. Iba cómodo 40-15 a solo un punto de ir al ‘tie-break’. Comete increíblemente dos doble faltas consecutivas y termina perdiendo el set por 7-5.

No pudo superar el bache psicológico el suizo. Vuelve a encajar una doble falta en el cuarto ‘game’ del quinto. Una caída terminó por quitarle toda opción. Pierde el saque y además la movilidad de la pierna izquierda queda limitada por el golpe. Raonic entendiendo que todo estaba en sus manos, se dedicó a asegurar con candado sus juegos de servicio. 6-3 y el pase a la final por primera vez para el de Podgorica además de causarle una nueva desazón en la temporada a Federer (le ganó la final de Brisbane) que nunca había perdido en semifinales en Londres.

Vía y Foto | Wimbledon

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *