¿La Caza ó el ShowDown garantizarían más emoción en las carreras de motor? Altas Pulsaciones pregunta

¿La Caza ó el ShowDown garantizarían más emoción en las carreras de motor? Altas Pulsaciones pregunta

Escrito por: Rubén Herrera    12 octubre 2011     2 Comentarios     3 minutos

En los últimos años, con la supremacía de la electrónica en el mundo de las carreras de motor -tanto motociclismo, como automovilismo, como cualquier otra disciplina-, el espectáculo ha ido decreciendo paulatinamente, por no decir radicalmente.

En particular, hablo de la Fórmula 1 y del Mundial de MotoGP. Dos campeonatos que han adquirido tal innovación y desarrollo en la electrónica que ésta acaba por ser parte fundamental en los monoplazas/motos hasta tal grado que el piloto es la parte secundaria del binomio.

La electrónica forma parte del día a día y, obviamente, en estos dos campeonatos, que tan politizados están y tanto dinero mueven, no interesa en absoluto el abandono de este mundo de centralitas y chips. A pesar de que en la F1 el Control de Tracción se ha eliminado, los pilotos siguen dependiendo en una gran medida de sus vehículos: sin un buen coche no ganas.

Está claro que esto no se puede evitar. Al igual que tampoco se puede eliminar prácticamente la electrónica como en el caso del Británico de Superbikes o de la NASCAR. Pero sí que se puede hacer eco del sistema de puntuación que estos dos campeonatos nacionales tienen. Hablo de “La Caza” y del “ShowDown”. Dos sistemas prácticamente iguales salvo algunas diferencias de menor medida. Para explicarlo usaré el sistema de la Nascar y luego, para evitar dudas, aclararé sus diferencias con el del BSB:

  • En primer lugar el Campeonato tiene una fase regular que comprende 26 carreras. Los diez primeros en esta fase se clasifican directamente a La Caza, mientras que del resto de pilotos, los dos que más victorias hayan logrado también consiguen entrar en esta lucha.
  • Estos pilotos comienzan con 2000 puntos para poder diferenciarse del resto. A estos 2000 puntos hay que sumar tres puntos por carrera ganada en la fase general. (Ej. Si has logrado cuatro victorias partirás con 2012 puntos). En esto se excluye los dos pilotos clasificados gracias a ser el que más victorias ha logrado fuera del top10 de la fase regular.
  • A partir de aquí todo es similar a la fase regular, solo que restan 10 carreras y los pilotos parten prácticamente igualados.
  • Además, todos los pilotos de la parrilla (los de la Caza y los que no están) puntúan igual que en la fase regular, por lo que hay que arriesgar.

En el BSB las pocas diferencias son que hay menos carreras, que se reparten 3 puntos por victoria, 2 por segundo puesto y 1 por tercero, que en lugar de 2000 se reparte 500 puntos a cada piloto y, por último, que solo pasan 6 pilotos a la fase final.

Este sistema propicia una mayor igualdad en las últimas carreras, con 6 pilotos (o 12 en el caso de la Nascar) luchando por el título. El espectáculo es indudable. Por ejemplo, este fin de semana Tommy Hill y John Hopkins llegaron a la última carrera separados por tan solo dos puntos. Finalmente, Hill venció el campeonato por solo ¡seis milésimas respecto a Hopper!

En la NASCAR, con cuatro carreras disputadas, los ocho primeros pilotos se separan por tan solo 20 puntos… (Recuerdo que puntúan todos los pilotos que participan, siempre que completen un mínimo de vueltas).

En conclusión, hay cosas que no podemos evitar en los “Grandes Campeonatos” ya que el dinero mueve demasiado. Pero sí que se podría lograr que se llegara a la última carrera con 3 o 4 pilotos con posibilidades de título. Con este sistema habría de todo: regularidad en la fase general y “locura” y riesgos en la fase final para poder vencer el codiciado título.

No gusta, creo que a nadie, ver a un piloto ganar el título cuatro o cinco carreras antes de que acabe la temporada.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.