Copa América 2011: Argentina debuta con un pobre empate ante Bolivia

Copa América 2011: Argentina debuta con un pobre empate ante Bolivia

Escrito por: Javi    2 julio 2011     Comentario     3 minutos

La Copa América 2011 dio ayer el pistoletazo de salida con la disputa del primer partido del torneo tras la ceremonia inaugural que vimos en el Estadio de La Plata. Un primer partido que enfrentó al equipo anfitrión y gran favorito para la victoria, Argentina, frente a la que es ahora la selección más débil de Sudamérica, Bolivia. Un partido en el que se produjo la primera sorpresa del torneo, porque la albiceleste no pudo más que empatar ante la verde.

Decía Batista en la previa que Argentina iba a jugar como el Barça, pero se quedó sólo en la idea. Sí, el equipo salió con un 4-3-3 y total libertad para Messi, con una delantera que da miedo nombrarla, pero con un centro del campo totalmente destructivo y una defensa muy débil. Banega, Cambiasso y Mascherano no creaban juego, así que Messi tenía que descolgarse muy atrás y ser la única opción para llevar la pelota cerca del área rival.


Bolivia, con un juego más simple y más directo, fue quien realizó los dos primeros disparos entre los tres palos, aunque cedió a la calidad y sufrió para aguantar con su portería a cero durante la primera mitad. Las arrancadas de Messi sirvieron para que Lavezzi y Tévez tuvieran ocasiones desde cada extremo, cuyos disparos cruzaron demasiado. Un rechace a remate de Messi fue una oportunidad aún más clara para Cambiasso, que no supo como finalizar la jugada.

La segunda parte comenzó con un mazazo para Argentina. Edivaldo Rojas, un brasileño nacionalizado boliviano, remató de tacón un saque de esquina y la pelota se le coló entre las piernas a Banega, que era el hombre que cubría el primer palo, en un fallo del mediocampista del Valencia que pudo despejar fácilmente el balón. Batista se vio obligado a tirar de Di María y Agüero para hacer mucho más vertical al equipo y convertir lo que quedaba de partido en un acoso total sobre la portería que defendía Arias.

Dominio total por tanto de Argentina que acumuló muchas ocasiones, aunque le debe el partido a su portero, Romero, que salvó un mano a mano, por dos ocasiones, cuando Martins sólo tenía que empujar la pelotita a gol. A un cuarto de hora para el final, y después de varios disparos que pasaron rozando los palos que defendía Arias, Kun Agüero enganchó una volea dentro del área y la pelota quitó las telarañas de la portería boliviana, para establecer el definitivo 1-1.

Esto no es como empieza sino como se acaba, pero en Argentina se ha pasado de la euforia a la decepción y la crítica en sólo 90 minutos. Una vez más, Leo Messi es el que acapara más críticas y es que, una vez más, no se vio al hombre decisivo del Barcelona. El ’10’ azulgrana le puso muchas ganas en la primera mitad, pero se fue diluyendo en el partido conforme pasaban los minutos, dentro de una selección que tras el 0-1 dejó de jugar como equipo y cada jugador jugó una guerra particular contra sí mismo.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.