Entrevista con Toni Nadal, tío y entrenador del número 1 de la ATP

Entrevista con Toni Nadal, tío y entrenador del número 1 de la ATP

Escrito por: Fernando    28 septiembre 2010     Comentario     9 minutos

En muchas ocasiones os hemos traído entrevistas con Rafa Nadal, que tras ganar el US Open está apunto de regresar a las pistas en su gira asiática. Hoy os traemos una entrevista con alguien vital en su carrera: su tío y entrenador Toni Nadal.

En la entrevista, Toni deja respuestas muy interesante de leer. El técnico es preguntado por el presente y futuro del jugador, al que reconoce que han tenido que cambiar su juego para poder extender su carrera. Además, también se le pregunta por la edad de retirada del número 1 y no cree que su carrera se alargue durante muchos años dado lo pronto que empezaron.

A continuación, os dejamos la entrevista completa:

Pregunta.- Más allá del sufrimiento por el resultado, ¿tuvo usted oportunidad de disfrutar la final de Nueva York?

Respuesta.- Visto desde la grada me pareció un partido extraordinario para cualquier aficionado al tenis. Al día siguiente se lo pregunté a McEnroe y me dijo lo mismo, que a él también le había gustado mucho. Rafa tuvo la fortuna de jugar su mejor tenis en el día que tenía que hacerlo, porque el nivel que demostró Djokovic fue el de un fuera de serie. Fue necesario que Rafa lo diera todo para ganar. Sí, sufrí una barbaridad, pero aunque parezca un contrasentido también disfruté un montón.

P.- Ya que habla usted de McEnroe, dicen algunos que el nivel de los tenistas de antes era superior al de ahora. ¿Cree que es cierto?

R.- Ese es un debate eterno, y no sólo en tenis sino en cualquier deporte. Incluso con Carlos Moyà lo he discutido en varias ocasiones y no acabamos de ponernos de acuerdo. En mi opinión el verdadero nivel de esta generación hay que valorarlo en función del número de veces que llegan a semifinales o finales. En la actualidad tenemos a cuatro o cinco jugadores que casi nunca fallan. Siempre están arriba, siempre son ellos los que ganan los torneos. Antes estaba todo más repartido.

P.- ¿Cree que esa regularidad obedece a una realidad empírica. Es decir, a que son mejores que los demás?

R.- Si analizamos las semifinales de los cuatro Grand Slam de la temporada veremos que prácticamente no ha habido sorpresas. Suelen llegan los favoritos. Desde el año 2005 sólo han ganado torneos del Grand Slam Federer, Rafa, Djokovic y Del Potro. Eso demuestra que son muy sólidos.

P.- ¿Quiere decir usted que son mejores los tenistas actuales?

R.- No sé qué pasaría si Lendl jugara hoy en día y eso será imposible saberlo porque no va a suceder, pero sí le digo que los cinco de arriba son muy buenos. Tome como ejemplo el caso de Federer, que hasta Roland Garros de este año llevaba 25 semifinales de Grand Slam consecutivas. Eso es una barbaridad, nadie lo había hecho jamás, y demuestra lo difícil que es ganarle. Y eso antes no sucedía.

P.- ¿A qué se refiere?

R.- Fíjese en Pete Sampras, que fue uno de los mejores tenistas que he tenido la oportunidad de ver en mi vida. Era extraordinario, pero llegaba a Roland Garros y no sé lo que le pasaba, pero nunca pudo ganarlo y en muchas ocasiones fue eliminado en las primeras rondas. Ahora, en cambio, los e arriba afinan jueguen donde jueguen, les da igual incluso la superficie.

P.- También podría suceder que esa regularidad fuera debido al hecho de que los que están por debajo tienen poco nivel, ¿no?

R.- No estoy de acuerdo. Creo que el deporte profesional tiende a evolucionar con el tiempo. Las marcan nunca empeoran, sino que mejoran. Eso quiere decir algo.

P.- Ha puesto usted el ejemplo de Sampras y Roland Garros. Yo podría añadir que Borg jamás fue capaz de ganar el Abierto de Estados Unidos. Lo digo por los que establecen siempre comparaciones entre el sueco y Rafa…

R.- Es anecdótico. El Borg de aquella época era comparable al Federer de hoy en día. Se trataba de un jugador que marcaba diferencias con el resto, aunque es cierto que sólo pudo hacerlo durante un par de años porque se retiró muy pronto. De todos modos, personalmente creo que Borg, en su plenitud, era mejor de lo que es ahora Rafa.

P.- ¿Cree que siempre será así?

R.- Me baso en los números y prefiero ser prudente. Rafa tiene 24 años y lleva 9 títulos del Grand Slam. Es la misma edad que tenía Wilander cuando ganó su séptimo título… y a partir de ahí no pudo lograr ni uno más. Es cierto que a día de hoy nada hace pensar que Rafa no vaya a ser capaz de incrementar su cuenta, pero eso no ha sucedido todavía. De momento es sólo una posibilidad, y por eso Borg es aún el mejor.

P.- Hablando de galardones, aunque sean virtuales, ¿qué le parece esta iniciativa de proclamar a Rafa como el mejor deportista español de todos los tiempos?

R.- Eso es algo muy subjetivo. No voy a negar que Rafa es uno de los grandes deportistas españoles, pero de ahí a proclamarlo el mejor hay mucha distancia, porque ante todo habría que establecer un baremo, y creo que eso es imposible. A fútbol juegan diez millones de personas. A tenis, sólo uno. ¿Cómo se les compara?

P.- ¿Quizás por títulos?

R.- En nuestro país ha habido muchos y muy grandes deportistas. No soy capaz de recordarlos a todos, pero ahora mismo me viene a la cabeza el nombre de Severiano Ballesteros, que ganó cinco grandes torneos y fue durante bastante tiempo el número uno del mundo. En cambio, no creo que el caso de Angel Nieto sea igual, porque aunque es cierto que ganó 13 Mundiales, fue en cilindradas pequeñas. Indurain es otro de los que hizo historia y fue el mejor del mundo en su momento. Aquí habría muchas opiniones, y sin duda todas serían válidas.

P.- Rafa ha cumplido este año 24 años. Para cualquier otro deporte sería muy joven. En tenis, sin embargo, son pocos los que rinden a máximo nivel por encima de los 30. ¿Le ve usted a esa edad todavía en la cima?

R.- Es imposible contestar a eso ahora, pero sí que es cierto que a base de entrenamientos y sacrificios hemos conseguido modificar el concepto inicial que Rafa tenía del tenis. Su juego ahora es menos físico, y por tanto implica menos desgaste. En la final de Estados Unidos Djokovic corrió tanto o más que él, y eso parecía imposible hace sólo un par de años. Además hemos seleccionado mejor los torneos y hemos incrementado los periodos de descanso, y creo que todas estas medidas pueden llevarle a disfrutar de una carrera deportiva algo más larga.

P.- Y mentalmente, ¿está fresco?

R.- Cuando hablamos de la carrera profesional de Rafa muchas veces olvidamos que él empezó a jugar al tenis a alto nivel cuando todavía no había cumplido 17 años. Esto quiere decir que vamos a cumplir ocho temporadas en el circuito, y si tiene que seguir hasta los 30 debería completar 14 cursos consecutivos. Será difícil, y por eso cada vez va a ser más importante seleccionar bien los torneos.

P.- ¿En qué ha evolucionado mejor Rafa desde el primer Roland Garros que ganó hasta este reciente Open USA?

R.- Cuando Rafa ganó en París por primera vez le dije que se fijara en lo que le había sucedido a Hewitt, que perdió el número uno muy rápidamente por no haber mejorado. Entendió el mensaje y ahora puedo decir, muchos años después, que ha evolucionado de manera positiva en todos los aspectos del juego, incluso en el saque, que le ha costado muchísimo. Por supuesto le quedan aún muchas cosas por pulir, pero ha conseguido ser un jugador bastante completo.

P.- Su sacrificio no sólo han sido muchas horas de pista y de gimnasio. También ha sufrido en silencio tratamientos muy dolorosos, ¿verdad?

R.- Recuerdo la Navidad de 2008 para 2009, cuando estábamos preparando el Open de Australia que luego ganó. No consiguió acabar ni un solo entrenamiento por culpa de los dolores que sufría en las rodillas. Este mismo año, en Roma, le sucedió algo parecido. Sí, ha sufrido mucho y ha tenido que soportar tratamientos extremos, pero él ya sabe que eso es parte de su profesión y tiene que aguantarlo.

P.- ¿No cree usted que a veces le exige demasiado?

R.- Siempre he sido muy crítico con él y no admito ninguna excusa, porque el único camino hacia la victoria es el trabajo duro. Rafa lo sabe y lo acepta, porque es una condición que le puse desde el primer día que lo entrené. Así soy yo y no voy a cambiar porque gane uno o cien torneos. Siempre le exigiré el máximo y un poco más.

P.- Queda ya muy poco por conseguir. De los grandes torneos, sólo el Masters. ¿Será éste el año?

R.- Hasta ahora no ha ido bien porque se juega en indoor, que es la superficie que se le da peor, y además ha llegado cada vez en malas condiciones. Esta temporada, sin embargo, si todo va bien llegaremos con otra expectativa. Será difícil ganarlo, pero espero que al menos no lo hagamos tan mal como el año pasado, en el que no pudimos ganar ni un solo set.

P.- Y luego, vuelta a empezar. En enero, primer Grand Slam de la temporada. Hasta ahora sólo Rod Laver ha sido capaz de ganar cuatro consecutivos. Rafa puede igualar esa marca en Australia…

R.- Queda muy lejos todavía, pero sin duda sería algo increíble. De todos modos, la sensación que tengo es que será muy difícil.

Vía | El Mundo


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.