España golea 1-5 a la selección de Austria

España golea 1-5 a la selección de Austria

Escrito por: Javi    19 noviembre 2009     2 Comentarios     2 minutos

La selección española se dio un homenaje en Viena goleando a la selección de Austria aunque sin dar una gran imagen de juego. Los chicos de Del Bosque hicieron los suficiente para resolver un partido que se les puso cuesta arriba a los primeros minutos con un gol del equipo local. En la segunda mitad, el seleccionador nacional realizó varias pruebas y dio cancha a los menos habituales en el ataque español.

Sorprendió Austria en los primeros minutos y lograron ponerse por delante a los 7 minutos, con un disparo de Jantschner que rebotó en Sergio Ramos despistando a Iker Casillas. Poco tardó la selección española en reaccionar a base de toque y más toque, y sólo 3 minutos después Cesc Fabregas empataba el partido gracias a un gran pase de Silva que lo dejó mano a mano frente al guardameta austriaco.


Diez minutos después cambiaron los protagonistas y las posiciones, pero lograron el mismo fin, un nuevo tanto español. Esta vez fue Iniesta quien habilitó a David Villa y el Guaje no perdonó. Austria había dejado de oler la pelota, había perdido la ventaja en el marcador, y a raíz de ésto, más de uno perderían los nervios.

El equipo local respondió a patadas con Sergio Busquets como centro de las iras, pero al contrario que hace días contra Argentina, el colegiado alemán Florian Meyer quiso cortar por lo sano y expulsó a Pehlivan por una entrada sobre el centrocampista del Barça que bien podría haberse quedado en amarilla. Con diez, Austria fue presa fácil para La Roja que se marcharía a vestuarios con un tanto más. Villa repetiría finalizando con mucha clase un pase de su compañero de equipo Silva, esta vez desde el costado derecho.

La segunda parte tuvo menor ritmo, básicamente porque Austria no tenía fuelle para más y porque ambos equipos comenzaron con el carrusel de cambios. Del Bosque realizó cinco de un tirón para probar a jugar con un nuevo sistema de juego, con la clásica defensa de cuatro, dos mediocentros, dos extremos y dos delanteros centros natos.

El experimento dio resultados al seleccionador ya que los recién entrados participaron en los otros dos goles que conseguiría España. Dani Güiza lograría el cuarto a los 56 de partido, y un minuto después Pablo Hernández se estrenaba como goleador remachando una entrada por la derecha de Jesús Navas. Una pena que hasta marzo no los volvamos a ver con La Roja.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.