Eurobasket 2009: España cae ante Turquía 63-60

Eurobasket 2009: España cae ante Turquía 63-60

Escrito por: efortes    12 septiembre 2009     3 Comentarios     5 minutos

Una nueva derrota de la selección española de baloncesto, en un Europeo en el cual teníamos la vitola de favoritos. En esta ocasión ante la Turquía de Hedo Turkoglu y Ersan Ilyasova por un ajustado 63 a 60 plagado de tensión. La selección española permitió múltiples canastas fáciles y la gran cantidad de balones perdidos propiciaron que los buenos minutos, que los hubo, no llegasen a buen puerto.

El partido comienza bien, con Marc en el banquillo. nos ponemos con 6 de ventaja a mediados del primer cuarto pero el gran juego interior turco hace que lleguemos igualados al final del primer periodo. España no acaba de lograr buenas sensaciones, si bien anotar en el primer cuarto un tercio de lo que anotas en todo el partido no deja de sorprender.

Salimos muy enchufados en el segundo cuarto y logramos una máxima de 27 a 20, con un espectacular Marc que anota, tapona, rebotea, salva balones y vuelve a anotar. Se hace un juego de pies que lo firmaría el mismo bailarín de claquet Hakeem Olajuwon. Pero puro espejismo: no es que reboteemos menos, pues el número de rebotes favorece a España: son las canastas fáciles las que nos matan. Hacemos una buena racha, pero si tiramos tres defensas y nos anotan con facilidad, la moral se va por los suelos. Acabamos el cuarto y la primera mitad con un Asik que nos clavó 13 puntos y un triple de Ilyasova que deja el marcador en 2 abajo para España.

Vuelta a la cancha y conseguimos dejar a los turcos sin anotar durante más de 3 minutos, y logramos un parcial de 9 a 0, con unos formidables hermanos Gasol haciendo un gran trabajo, no sólo porque rebotean, sino porque no permiten canastas sencillas y dan confianza al combinado español. Tras estos minutos de gloria, vuelta a la rutina. Ilyasova nos clava otro triple: hay que ver como Juan Carlos Navarro no es capaz de superar ningún bloqueo y en todos se queda enganchado, y en el cuarto cuarto fue peor aún. Y luego, el trío arbitral: desde luego que es fácil echarle la culpa a los árbitros: pero es que pitaron técnica, antideportiva, y múltiples faltas a los pívots españoles.

Todos aquellos que vimos el partido pudimos ver en las repeticiones cómo una vez tras otra se castigó duramente a los pívots españoles, con manotazos, empujones, golpes y hasta rodillazos en la espalda (el árbitro estaba a un centrímetro de Pau). Nada, no pitaron nada. Los turcos nos remontan hasta estar a 6 abajo a falta de minuto y medio, donde Felipe Reyes y Garbajosa con un triple nos salvan y nos dan vida para irnos 49 a 48 abajo al final del tercer cuarto.

Empieza el cuarto periodo con todo suplentes, para ambos equipos. Poner a Reyes y a Garbajosa juntos nos costó perder tiempo y puntos en el aro: no sólo por los rebotes, sino porque al tener que luchar tanto no podemos organizar nuestro ataque bien: si un equipo carga fuerte el rebote ofensivo cuesta más montar el ataque, y España sufrió mucho aquí.

Muchas pérdidas de balón para España (el doble en concreto) y comenzamos la cuesta abajo. Tener un base titular de 18 años tiene su cosa, no crean: las malas decisiones que tomó Ricky precipitándose en ataque y la falta de serenidad que imprime al equipo son notables, pese a ser un grandísimo jugador. Ilyasova hace dos faltas tontas de las cuales Pau mete 3/4 tiros libres, e igualamos a 5. Y aquí vienen las decisiones de Scariolo. Sacar, ante un rival alto, fuerte y largo de brazos un quinteto para jugártela plagado de bajitos: Ricky, Rudy, Navarro (¡!) Felipe (¡!) y Pau.

No pudimos penetrar, no pudimos tirar y no pudimos defender. nos ponemos en zona, Ilyasova aprovecha un rebote de ataque y Erden anota solo. 59 a 56 abajo, y suerte que turkoglu falló un balón, dando un pase hacia atrás que no tuvo receptor. Navarro aprovechó la zozobra de Ilyasova (ya que si recogía la pelota, era campo atrás) y anotó, dejando el 61 a 60 a falta de un minuto: Y entonces Scariolo incorpora a Llull de base para que defienda (con mucho éxito, no se quedó en los bloqueos) a Arlsan, que había sido una pesadilla desde la línea de tres puntos. Recuperamos la pelota (tras ooooootro rebote en ataque perdido) y nos quedamos a falta de 12 segundos, con un punto abajo.

¿Y qué hacemos? Ante un equipo lleno de gente alta y larguirucha, mandamos a Sergio Llull, un gran jugador, no se confundan, pero aún por explotar, a que se juegue una penetración. Le taponan (si hay falta o no es cuestionable) teniendo en la cancha a un campeón de la NBA. Y a Navarro, experto en los momentos decisivos. Y a Rudy, que pese a haberse precipitado, tiene un talento ofensivo sin igual. Por el amor de Dios, cómo no le damos una pelota a Pau para que se la juegue. Si hay alguien que tenga oportunidad de traspasar esa defensa de hombres altos es aquel que se comió con papas a Dwight Howard en la final de la NBA, no una promesa en ciernes.

En este punto animo a nuestros lectores a que nos den su opinión sobre las estrategias de Sergio Scariolo: ¿Les parece bien cómo gestiona esta plantilla? En mi opinión gente como Claver o Llull deberían tener más minutos en el puesto de tres, y no tanto jugar con bajitos. En mi opinión Felipe debería jugar algún minuto menos, pese a parecerme un gran jugador: pero de rotación. En mi opiniónRicky debería jugar más pausado, obligado por Scariolo, a posesiones más largas en momentos clave. ¿Que opinan nuestros lectores?


un comentario

  1. Fernando dice:

    La selección española lleva un campeonato muy por debajo de lo esperado y habrá que analizar las causas. Turquía es una buena selección pero se le debía haber ganado con solvencia especialmente si se tiene en cuenta que Turkoglu no ha aparecido en el partido.

    Si hacemos un balance global de los partidos, se ven muchas deficiencias. Por un lado, se han conseguido buenas ventajas de 6-8 puntos en casi todos los partidos pero han desaparecido siempre con parciales en contra debido al bajón en defensa.

    También me pregunto qué se ha hecho en el mes de preparación. Quizás muchos de los rivales no nos pusieron en muchos aprietos pero ha habido muchos entrenamientos para preparar jugadas, defensas, etc. Sin embargo, a la hora de la verdad se ven pocos sistemas de ataque e ideas poco claras.

    Por otro lado, se juega con pocos jugadores. Claver ha jugado mucho durante la gira de preparación y está en forma así que podría aportar algo. Luego hay una clara falta de confianza en los bases y se cede todo el protagonismo a un Ricky que todavía está en proceso de formación. Salía hoy una estadística que decía que nuestros bases (Ricky, Raúl y Cabezas) habían anotado 23 puntos en cuatro partidos lo que hace claramente que los dejen tirar y que no den miedo, por lo que las defensas pueden cerrarse mejor sobre el juego interior.

    Y luego mucha improvisación qué se ve en el último ataque.

    Demasiados fallos pero aún hay opciones de pasar y mejorar, al menos esa esperanza nos queda.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.