Fallece Boskov, ex entrenador serbio de varios equipos españoles

Fallece Boskov, ex entrenador serbio de varios equipos españoles

Escrito por: Javi    29 abril 2014     Comentario     2 minutos

“Fútbol es fútbol”, así resumía Vujadin Boskov el deporte rey. El entrenador serbio pasaría a la posteridad por esta frase y por muchas otras en las que resumía la simpleza, pero a la vez la complejidad e imprevisibilidad de este deporte: “Ganar es mejor que empatar y empatar es mejor que perder”, “penalty es cuando árbitro pita”, “prefiero perder 1 partido por 9-0 que 9 partidos 1-0” …

Días atrás, el Novi Sad de Vojvodina, el equipo en el que desarrolló prácticamente toda su carrera como jugador, anunciaba el fallecimiento de Boskov, del hombre cuyo nombre luce en la ciudad deportiva de este equipo serbio. El ex-jugador y ex-entrenador tenía ya 82 años y residía en Génova, Italia, una de las muchas ciudades en las que estuvo trabajando a lo largo de una prolífica carrera en los banquillos.

Una carrera que se alargó durante más de 30 años, para dirigir a más de una decena de equipos y a la selección de su país, por entonces Yugoslavia, en un par de ocasiones. Entre 1978 y 1984, Boskov hizo carrera en nuestro país, España, dirigiendo al Real Zaragoza, al Real Madrid y al Sporting de Gijón, ganando una liga y dos Copas del Rey con el equipo de la capital.

Años más tarde, en la Sampdoria, fue cuando consiguió sus mayores éxitos. Después de ganar por dos veces la Copa de Italia, Boskov llevó a la Samp a su primer y único título europeo, la Recopa de 1990, y un año más tarde a su primera y única liga, la de 1990-1991. El éxito hubiera sido completamente redondo si Koeman no hubiera batido a Pagliuca en la final de la Copa de Europa entre Barcelona y Sampdoria, en Wembley. No fue la única final de Copa de Europa que se le escapó, pues ya había perdido una antes con el Real Madrid, la de 1981.

Boskov fue tanto un innovador como un técnico incomprendido. Apostando casi siempre por un juego al contragolpe y por las jugadas a balón parado como principal arma ofensiva de sus equipos, fue uno de los primeros entrenadores que se preocupaba verdaderamente de la preparación física, especialmente en las pretemporadas, así como también del aspecto psicológico de los jugadores, de la motivación.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.