Los Hornets despiden a su entrenador Byron Scott

Los Hornets despiden a su entrenador Byron Scott

Escrito por: Javi    13 noviembre 2009     Comentario     2 minutos

El mejor entrenador de 2008 ahora está en el paro. Byron Scott ha sido despedido por los New Orleans Hornets debido al mal inicio de campaña de su equipo. La franquicia de Louisiana lleva un balance negativo con sólo 3 victorias y 6 derrotas, pero la realidad es que el señor Scott ya estaba cuestionado de lejos, desde los playoffs de la temporada pasada en los que cayeron eliminados en primera ronda ante Denver Nuggets por un contundente 4-1 en la serie.

La misma franquicia se puso el listón muy alto tras la magnífica temporada de 2008, la mejor de la historia de los Hornets. Lograron ser segundos en la conferencia Oeste y su primer y único título de división y aunque fueron eliminados en las semifinales de conferencia ante los San Antonio Spurs, el equipo plantó batalla a su rival tejano hasta el séptimo partido y vendió muy caro su pellejo. La clave de todo esto fue el excelente rendimiento de los jugadores y sobre todo de Chris Paul.


El mejor base de la liga quedó segundo en la votación del MVP por entonces y formó parte del mejor equipo de la liga, además de estar muy bien acompañado por David West, Pedja Stojakovic y otros hombres más secundarios como Morris Petterson o Tyson Chandler. Pero la realidad esta temporada está siendo otra, ninguno de esos jugadores se acerca al nivel que dieron en aquel 2008 y el fichaje estrella para esta temporada, Emeka Okafor, no se ha adaptado todavía al juego del equipo y está haciendo los peores números de su carrera.

El mando del banquillo lo toma ahora Jeff Bower, que hasta entonces ocupaba el cargo de General Manager. Los dirigentes de los Hornets le dan el bastón de mando porque nadie puede conocer mejor a la plantilla que el hombre que la ha confeccionado. De asisitente estará Tim Floyd, un hombre que ya dirigió a los Hornets en la temporada 2003/04. Veremos en lo sucesivo si resuelve la situación del equipo y como se adaptan los jugadores a los nuevos sistemas.

Aparte de a Scott, al que le ha sentado peor este despido es a Chris Paul, amigo personal del entrenador que lo ha guíado en los mejores momentos de su carrera. En su labor de capitán y portavoz del equipo, Paul asegura que nadie le había pedido su opinión en el asunto del despido y afirma que la plantilla debería haberlo sabido antes. Yo creo que si no se habían dado cuenta, es porque no estaban muy por la labor porque este despido olía de lejos. A ver que tal se porta Paul sin su mentor y si se jugue jugando el 75% de las posesiones.

Vía | Marca


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.