Jonathan Vaughters y su Garmin-Sharp, los curiosos adalides del ciclismo limpio

Jonathan Vaughters y su Garmin-Sharp, los curiosos adalides del ciclismo limpio

Escrito por: Javi    17 diciembre 2012     Comentario     2 minutos

Jonathan Vaughters y su equipo son los cabecillas del nuevo ciclismo limpio y creíble, cuando curiosamente Vaughters nunca comulgó con esas ideas cuando ciclista, ni tampoco lo han hecho algunos de sus pupilos.

Director del Garmin-Sharp, presidente de la Asociación de Equipos y abanderado del nuevo ciclismo, de la lucha contra el dopaje y de la moralidad. Ese es Jonathan Vaughters, el ex ciclista norteamericano que con estos adjetivos uno imaginaría que es un todo un ejemplo a seguir, y sin embargo, es otro de aquellos ciclistas manchados por el dopaje a lo largo de su carrera.

La carrera deportiva de Vaughters nunca fue limpia, y el mismo la confesó en el proceso que terminó por descubrir a Lance Armstrong. Aparte, Vaughters sigue teniendo su cuartel general en Girona, donde viven y entrenan la mayoría de sus ciclistas. Utilizan prácticamente los mismos pisos, las mismas carreteras para entrenar y casi la misma logística que el tejano utilizaba en su momento, con fines nada legales como luego se pudo comprobar.

Garmin-Sharp es además un equipo donde encontramos a varios ex-dopados. Ahí está David Millar, que ha llegado a publicar un libro sobre sus andazas que le está viniendo bastante bien económicamente, y ex-compañeros de Armstrong, y también de Vaughters cuando era ciclista, como David Zabriskie, Christian Vandevelde y Tom Danielson. Todos en su momento confesaron haberse dopado durante la mayor parte de su carrera, hasta llegar claro está a este equipo.

Así que un hombre cuya carrera ha estado vinculada al 100% con el dopaje, que sigue instalando en una zona marcada para siempre por el culpa del affaire Lance Armstrong, y que da cobijo a ciclistas que también tienen un pasado avergozante, es el adalid del nuevo ciclismo, del ciclismo limpio y creíble. Aunque la afirmación no suene a creíble precisamente, sino más bien a increíble.

Vaughters cree que su experiencia con el dopaje, y la de varios de sus corredores, es la mejor arma para luchar por un ciclismo limpio, que el que él, como director, y otros ciclistas sigan teniendo hueco en el ciclismo es un ejemplo para los jóvenes, para que sepan qué camino deben seguir. Ese es el punto de vista que tiene este excéntrico director, y que no todo el mundo comparte. Las razones, son evidentes.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.