La maldición de Martin O´Neill

La maldición de Martin O´Neill

Escrito por: Francisco Javier    25 marzo 2009     Sin comentarios     2 minutos

Nada menos que nueve años han transcurrido desde la última vez que Martin O’Neill ganó un partido de la Premier League en el mes de marzo y, tras el 5-0 encajado el sábado por el Aston Villa en Anfield, el técnico norirlandés tendrá que esperar otro año para acabar con la maldición.

O’Neill lleva sin saborear las mieles del triunfo en este mes concreto en la Premier (estuvo cinco años entrenando en Escocia) desde que el Leicester City venciera al Leeds United el 26 de marzo de 2000, y sus 12 partidos en este mes de marzo como entrenador de los Villanos se han saldado con 5 empates y 7 derrotas.

Resulta una estadística sorprendente, dada la elogiable transformación que el ex técnico del Celtic ha operado en el banquillo de Villa Park, y podría acabar costándole cara. Hasta hace poco, el conjunto de Birmingham parecía tener todos los visos para romper la hegemonía de los “cuatro grandes”, pero sus desgracias de marzo (unidas al resurgir del Arsenal) han colocado a los Gunners en una posición privilegiada para hacerse con la cuarta plaza del fútbol inglés en la Liga de Campeones de la UEFA.


Martin O’Neill, el entrenador norirlandés fue capaz de llevar al modestísimo Leicester City a competiciones europeas y acabó con el escandaloso dominio del Rangers en Escocia convirtiendo de nuevo al Celtic en la primera fuerza del territorio durante su estancia entre los años 2001 y 2005 en el banquillo verdiblanco. Su carrera como entrenador se forjó en el Wycombe Wanderers entre los años 1990-95, Norwich City durante unos meses en 1995, el Leicester City entre 1995 y 2000 cuando fichó por el Celtic de Glasgow.

El 5 de agosto de 2005 fichó por el Aston Villa donde permanece en la actualidad y mantiene este curioso record durante el mes de marzo.

Martin O´Neill es un entrenador carismático y su carrera está jalonada de anécdotas. Este año, cuando el equipo fue eliminado de la Copa de la UEFA por el CSKA de Moscú, en el vuelo de vuelta y ante las protestas de los 279 aficionados desplazados, que se quejaban de que había tirado la eliminatoria al dejar fuera del equipo a varios titulares, el entrenador se comprometió a pagar de su bolsillo una cena para todos ellos.

En la actualidad es el máximo candidato para suceder a Fabio Capello como seleccionador inglés cuando el italiano deje su cargo. Aunque bien es cierto que todavía tiene cuatro años de contrato, todo dependerá del papel de los Pross en el Mundial sudafricano del año próximo.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.