Las lesiones más raras del fútbol español

Las lesiones más raras del fútbol español

Escrito por: Javi    22 febrero 2012     Comentario     2 minutos

Ever Banega, atropellado por su propio coche, no es el único jugador de la liga española que ha sufrido una lesión increíble o inverosímil. Ahora os recordamos algunos casos como el de Cañizares o Busquets.

A raíz de la sorprendente lesión de Ever Banega, ya saben, atropellado por su propio coche porque olvidó echar el freno de mano al bajarse del vehículo, no hemos podido evitar recordar otras lesiones tan sorprendentes e increíbles, algunas totalmente reales aunque no parezcan ciertas y algunas que se han puesto y se siguen poniendo en duda la excusa que se ofreció.

La palma en este tipo de lesiones en España se la lleva, quien si no, Santi Cañizares. El ex-guardameta del Valencia se perdió nada menos que un Mundial, el de Corea y Japón de 2002, debido a que se rompió el tendón de un dedo debido a, según la versión del jugador, la rotura de un tarro de colonia y el consecuente corte con un trozo de cristal. Ese accidente casero le costó definitivamente el puesto como portero titular en la selección.


Otro portero que también sufrió una versión bastante extraña fue Carlos Busquets, padre de Sergio. El ex guardameta del Barcelona sufrió quemaduras en las manos y alegó un accidente casero, en el que tuvo que coger una plancha encendida para evitar que se cayera sobre su hijo. Esa es la versión oficial que dista mucho del accidente de moto que es la versión popular y extendida.

Igual de increíble que los casos anteriores resulta lesionarse durmiendo, pero eso es lo que sorprendentemente le ocurrió, de ser cierto, a Menéndez, un jugador del Betis de la década de los 90. Según el futbolista, mientras dormía, se le enredó el pie en las sábanas y al girarse, se partió un dedo. Realmente increíble, ¿verdad?, pues tengan cuidado en casa porque le podría pasar a cualquiera.

La que ahora os contamos es una lesión realmente confirmada y fuera de toda sospecha al contrario que las anteriores, pero no por ello deja de ser increíble. A Quique Romero, lateral del Deportivo y que llegó a ser internacional, fue mordido por una víbora y eso le provocó una reacción alérgica que le obligó a ser hospitalizado, mientras su equipo jugaba en Pamplona.

Así que ya saben, tengan cuidado con las colonias, las víboras, los coches, las sábanas … en definitiva, con todo, que como dice un anuncio televisivo, el peligro puede venir de donde menos te lo esperas.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.