Liga de Campeones 2009/10: el Bayern de Robben derrota por 1-0 a un inofensivo Lyon

Liga de Campeones 2009/10: el Bayern de Robben derrota por 1-0 a un inofensivo Lyon

Escrito por: Javi    21 abril 2010     2 Comentarios     2 minutos

Una vez más, y ya hemos perdido la cuenta, Arjen Robben ha vuelto a ser decisivo para el Bayern de Munich. Un gol del holandés ha resuelto la ida de la eliminatoria entre Bayern y Olympique de Lyon. Un partido bastante soso, porque ni los alemanes mostraron muchos argumentos en ataque ni los franceses se parecían en absoluto a aquel equipo que eliminó al Real Madrid. Todo lo contrario, hemos visto un Lyon conformista incluso con la derrota, y que desperdició probablemente una oportunidad única.

Porque los franceses tuvieron sus minutos de superioridad numérica. Ribery cerraba una semana muy difícil en lo extradeportivo borrándose del partido realizando una dura entrada. El colegiado, valiente, le mostró la roja y dejó al Bayern con uno menos, pero el guión del partido no cambió. Incluso en inferioridad, fueron los hombres de Louis Van Gaal los únicos que se animaron a atacar. No le faltaron las oportunidades a la dupla de delanteros Olic – Muller de demostrar su falta de puntería.


Y el Olympique a lo suyo, sin buscar portería, vería como las fuerzas se igualaban en apenas cinco minutos, el tiempo que transcurrió entre la primera y la segunda amarilla que vio Toulalan. El Bayern se echó definitivamente al ataque con la entrada de Mario Gomez al campo y el gol alemán parecía cuestión de tiempo. Llegó en el minuto 69, en la jugada preferida de Robben, cogió el balón en la banda derecha, se abrió hasta la frontal y la pegó con la zurda. Lloris, descolocado, despistado y tapado, poco pudo hacer para atajar ese balón.

Con el gol, el Bayern echó un poco el freno y sólo Robben volvió a animarse a cinco minutos del final, en una jugada en la que Lloris esta vez sí acertó a desviar el disparo del holandés. Quizá por esa jugada, Van Gaal sacó del campo a su compatriota, y éste se enfadó muchísimo. Sin su mayor rival delante, vislumbramos un atisbo de reacción del conjunto francés, pero apenas fue un espejismo. El equipo de Claude Puel parecía contento con la derrota por la mínima.

Esperemos que en el partido de vuelta, sobre suelo francés y con la obligación de la victoria para el equipo local, el espectáculo que Bayern y Olympique nos muestren esté a la altura de lo que está en juego: una plaza para la final de la Champions League, para la final del Santiago Bernabeu.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.