Liga de Campeones 2010/11: repaso del Barça al Panathinaikos, repaso del Valencia al Bursapor

Liga de Campeones 2010/11: repaso del Barça al Panathinaikos, repaso del Valencia al Bursapor

Escrito por: Javi    15 septiembre 2010     3 Comentarios     2 minutos

Buen martes de Champions League, buen estreno de dos de los tres equipos españoles que participan. En el Camp Nou, el Barça se encontró delante a un débil y blando Panathinaikos que se llevó 5 goles para Atenas, mientras que en Bursa, Turquía, el Valencia no sólo logró una importante victoria sino que además volvió a casa protagonizando otra goleada.

Tras los primeros 20 minutos, parecía que el Panathinaikos no iba a librarse de una buena somanta de goles, tras 4 clarísimas ocasiones para los azulgrana. Pero sin embargo, cosas del fútbol, Govou adelantó al equipo griego en su primer acercamiento al área. Menos mal que Messi tardó sólo un minuto en empatar, a pase de Xavi, y alejó los fantasmas del estadio catalán.


El partido se desarrolló por completo en terreno del Panathinaikos, que se mostró más que blandito, y era cuestión de tiempo que cayeran más goles. Así, Villa se estrenó en Champions con su nuevo equipo en el minuto 33 y Leo Messi despedía la primera parte con un chut al larguero y con un gol espectacular, ya que el argentino se coló en el área tirando paredes al primer toque con Xavi y Pedrito.

La Pulga se inventó otra jugada marca de la casa para cobrarse un penalty que el mismo desperdiciaría. El tercer gol se le resistió al argentino, pues otro de sus disparos, desde una posición muy escorada, se estrelló en los dos palos y acabó rebotando en Pedro, que sin querer hizo el cuarto. En el tiempo de descuento, Dani Alves lograría el definitivo 5-1 a pase de, ¿adivinen quién?, sí, Leo Messi.

En teoría, al Valencia le espera en su visita al Bursaspor el clásico infierno turco, pero los novatos en la Liga de Campeones pagaron la novatada, valga la redundancia, y demostraron su candidez tanto en ataque con en defensa. Así las cosas, el conjunto de Unai Émery no tuvo problemas en cumplir con la tradición y estrenarse con victoria en su regreso a la máxima competición internacional.

Fue el argentino Tino Costa, el hombre llamado a hacer de Silva, el que abrió el marcador con un golazo y el que asistió involuntariamente a Adúriz para que este hiciera el segundo tanto antes del descanso, aprovechando un balón rechazado. Pablo Hernández, una pesadilla para la defensa turca, hizo el 3-0 en el minuto 68 y Roberto Soldado cerró la goleada a 15 minutos para el final. Un 0-4 y sobretodo, muy buenas sensaciones.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.