Liga de Campeones 2012-13: el Barça a octavos con otros dos goles de Messi

Liga de Campeones 2012-13: el Barça a octavos con otros dos goles de Messi

Escrito por: Javi    20 noviembre 2012     2 Comentarios     2 minutos

El Barcelona ganó por 1-3 en Moscú al Spartak y certificó así su clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones. Messi fue el protagonista del partido al marcar dos goles.

Si el Barcelona hubiera perdido en Moscú, los titulares hablarían seguramente de que a los azulgranas se les habían congelado las ideas, pero al Barça no se le enfrió nada en el estadio Luzhniki y sacó adelante su partido ante el Spartak de Moscú con relativa facilidad. Con esta victoria además, el Barcelona se asegura el pase a los octavos de final y deja al equipo ruso sin posibilidades de llegar a la segunda fase.

El Barça ganó por 0-3, tras una fantástica primera parte en la que le hizo todo bien, y tras una segunda parte que sobró totalmente. Aparte del buen hacer en ataque, y de dos nuevos goles de Leo Messi para su cuenta particular, el Barcelona esta vez no encajó goles, algo que desde que Tito Vilanova es primer entrenador se había convertido ya en habitual.

Las armas del Spartak de Unai Émery eran claras, replegarse atrás y salir a la contra. Sin embargo, nada funcionó, pues no fue suficiente el acumular muchos atrás para frenar al Barça ni tampoco fueron muy efectivas las contras, ya que las tres que engancharon acabaron con tres disparos a la grada. Las armas del Barça también estaban claras, tocar y tocar y tocar, con paciencia, que ya aparecieran los huecos.

El brasileño Dani Alves abrió la lata con un efectivo disparo desde el fuera del área, en el minuto 16. En el minuto 27, Messi aprovechó un rechace del guardameta Dykam para hacer el 0-2, y el primero de su cuenta particular. Y el definitivo 0-3 llegaría también durante la primera mitad, con Messi aprovechando a la perfección un pase al hueco del incansable Pedro.

Y como todos los goles llegaron en la primera mitad, por eso decimos que la segunda parte sobró. El Barcelona bajó claramente el ritmo, y aunque dispuso de llegadas no tuvo la efectividad que mostró durante el primer acto. Ni siquiera la entrada del habilidoso y descarado Deulofeu animó la fiesta, pues entró con apenas cinco minutos por delante y ni siquiera tuvo tiempo de entrar en contacto con la pelota.

Y así cumplió el Barcelona con su compromiso en Moscú. Una victoria cómoda y tres puntos que le llevan a los octavos de final. Ahora, a los de Vilanova sólo les falta certificar la primera posición, algo que podría llegar sin jugar siquiera si es que el Celtic de Glasgow no ganase en Lisboa al Benfica.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.