Liga de Campeones: valioso empate del Sevilla en Moscú

Liga de Campeones: valioso empate del Sevilla en Moscú

Escrito por: Javi    24 febrero 2010     2 Comentarios     2 minutos

Lograr un empate fuera de casa siempre se considera positivo, y más teniendo en cuenta de que el Sevilla es superior al CSKA Moscu y esa superioridad por lógica la refrendará en la vuelta en el Sánchez Pizjuán. A Jiménez también le valía ese empate y sobre todo, ese gol fuera de casa, por eso el Sevilla se dedicó a especular tras el gol de Negredo y olvidó noquear a un rival que había ofrecido muy poquito y que no tenía mucho más que dar, teniendo en cuenta que los rusos están en plena temporada.

Y se notó bastante que a los rusos les faltaba ritmo de competición. El Sevilla controló bien el juego en la primera mitad, y si bien el CSKA se aproximó alguna que otra vez al área rival, realmente Palop no tuvo que intervenir. Además, el conjunto andaluz fue resolutivo y efectivo. La primera vez que Jesús Navas desbordó a su marcador, le puso un centro medido a Negredo que sólo tuvo que empujarla. Era el minuto 25 de la primera mitad. Poco más vimos en la segunda mitad.


La reanudación tampoco nos deparó mucho. El juego era cada vez más lento, más pesado, los rusos porque no están en forma, los sevillanos desconocemos el porqué, salvo Romaric, que nunca está en forma. La medular sevillista se pasaba la pelota con la defensa mientras los rusos miraban y todo pintaba bien, salvo para los aficionados que nos tragabamos un tostón de partido, pero un ex-bético vino a romper la rutina.

Justo después de una ocasión, por llamarlo de alguna manera, de Negredo a balón parado, el chileno Mark González se sacaría un zurdado a toda la escuadra. Un chut imparable que devolvió la igualada al marcador a los 66 minutos de partido. Ahora sí que el Sevilla daba el resultado por bueno, no arriesgó un pelo, y sólo creó un disparo más: un lanzamiento de falta de Stankevicius bastante desvíado.

Para redondear la tarde, apareció San Palop. El meta valenciano no había tenido que intervenir mucho, pero resultó clave venciendo en un mano al checo Necid, que se había plantado solito en el área a base de regates y rebotes. El empate hizo realmente justicia sobre lo que hemos visto durante los 90 minutos de partido, o sea, muy poco. El Sevilla deberá demostrar algo más y certificar su pase en el partido de la vuelta, porque esto es la Champions League.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.