La maldición de Portland: Greg Oden se vuelve a romper

La maldición de Portland: Greg Oden se vuelve a romper

Escrito por: Javi    6 diciembre 2009     5 Comentarios     3 minutos

Año 1984. Los Blazers eligen en el número dos del draft a Sam Bowie. Esta decisión será conocida como el error más grave de la historia de la NBA porque al elegir al pivot de 2’16, Portland dejó escapar al hombre que cambió el rumbo de este deporte: Michael Jordan. El resto del cuento es más triste todavía: Bowie sería traspasado tras cuatro años con los de Oregon en los que apenas disputó 150 partidos, y lastrado por las lesiones.

Año 2007. Los Blazers gastan su número 1 del draft en Greg Oden, un pivot de siete pies de la Universidad de Ohio y subcampeón de la NCAA. Sin embargo, la suerte no persigue a Oden y el nuevo gigante de los Blazers se lesiona, pasándose el que hubiera sido su año rookie en blanco. Tras su reaparición en la temporada 2008–09, en la que disputa 61 partidos con unos números bastante pobres y varias lesiones más, Oden comienza esta temporada bastante mejor y comienza a demostrar cualidades como para pensar que algún día puede ser un pivot dominante en la liga. Pero …


En la madrugada de ayer, en el partido Blazers-Rockets, Greg Oden se volvió a romper tras una jugada fortuita casi al comienzo del mismo. El base Aaron Brooks penetró y Oden saltó a taponar, en el choque entre ambos Oden cayó al suelo y nada más se temió lo peor viendo la cara que se le quedó al pivor de Portland. Si en 2007 fue una fractura en la rodilla derecha, ahora lo es en la izquierda, pero el alcance y la gravedad es la misma tras las primeras exploraciones: Oden podría perderse lo que queda de temporada.

Para el propio jugador, para el equipo, para los fans de los Blazers y para los amantes de este deporte en general, ha sido un palo bastante duro, porque esta lesión corta de nuevo la progresión de un jugador llamado a hacer grandes cosas en este deporte. Eso sí, Oden agradece a todos el apoyo que ha recibido durante estas horas en las primeras palabras del jugador tras conocer el diagnóstico:

Obviamente estoy decepcionado, después de haber trabajado tan duro para llegar aquí. Es un revés, pero voy a volver. Ahora está en manos de Dios. Quiero agradecer a los fans, a mis compañeros y todos los miembros de la familia Blazers todo su apoyo

Veremos que tal reacción los Blazers a este problema. Junto con Oden, Portland tiene de baja al alero Travis Outlaw y al escolta Nicolas Batum, pero el mayor problema lo va a tener en el interior. Con Oden fuera, y Outlaw que puede jugar de ‘4’ también, el juego interior de los Blazers se quedan sólo con Joel Przbylla y LaMarcus Aldridge como pivots puros y de garantías. Poco bagaje para un equipo que tiene como meta entrar en playoffs, así que no sería de extrañar que veamos movimiento en la plantilla de Portland, bien mediante traspaso, o bien contratando algún veterano en el mercado de agentes libres.

Vía | NBA


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.