Mundial de Brasil 2014: Colombia a octavos, Inglaterra casi fuera

Mundial de Brasil 2014: Colombia a octavos, Inglaterra casi fuera

Escrito por: Javi    20 junio 2014     2 Comentarios     3 minutos

Colombia ya es equipo de octavos de final matemáticamente tras ganar por 2-1 a Costa de Marfil, y después de que Japón y Grecia empataron sin goles. En el Grupo D, Uruguay venció a Inglaterra con un doblete de Luis Suárez y deja a los pross contra las cuerdas.

Después de Holanda y de Chile, la tercera selección que ha conseguido matemáticamente su clasificación a los octavos de final es Colombia. Tras ganar su partido contra Costa de Marfil y colocarse con 6 puntos, los cafeteros estaban virtualmente en la siguiente ronda, pero el empate sin goles que se dio en el otro partido del Grupo C, Japón – Grecia, los deja ya matemáticamente.

La victoria de Colombia sobre los Elefantes no fue fácil porque el equipo de Lamouchi dio la cara. La primera mitad fue bastante igualada, algo sosa porque los dos equipos estaban bastante imprecisos, pero en cambio, el segundo tiempo fue de lo más divertido. Ahí llegaron los dos primeros goles para Colombia y luego la respuesta marfileño que le puso mucha emoción a los minutos finales.

El mediapunta James Rodríguez fue el hombre clave porque marcó el primero y luego asistió a Quintero para que éste hiciera el 2-0. Pintaba bien la cosa para Colombia pero apenas un par de minutos más tarde marcó Gervinho un golazo, tras regatear a varios rivales, así que a los cafeteros les tocó sufrir durante más de un cuarto de hora, sufrimiento que mereció la pena.

Japón y Grecia empataron sin goles

Porque como decimos, Colombia ya es equipo de octavos de final tras el empate entre Japón y Grecia, que deja a estos dos equipos con sólo 1 punto en la clasificación y por tanto incapaces de dar caza a la selección sudamericana. El partido terminó sin goles, así que el premio se lo quedó el equipo que apostó y jugó a que se diera ese resultado, Grecia.

Los helenos se la juegan en la última jornada ante Costa de Marfil, a la que tendrían que ganar tanto si hoy ganaban como si empataban. Por eso, los griegos hicieron lo que mejor saben y lo que les hace sentir más cómodos, que es replegarse y dejar la iniciativa a Japón, que sí necesitaba verdaderamente la victoria teniendo en cuenta que en la última jornada se la jugaría frente a Colombia.

El plan de Santos se hizo más necesario cuando, a los 37 minutos, Katsouranis era expulsado al ver su segunda amarilla. Así pues, Grecia esperó atrás, mordió de vez en cuando a la contra probando los reflejos de Kawashima, y Japón lo intentó, con mejor tino cuando Kagawa entro en el campo, pero sin fortuna de cara a gol, la gran tara que suele tener este equipo. Y por eso el marcador no se movió.

Luis Suárez regresó para darle la victoria a Uruguay

Entre medias de estos dos encuentros se jugaba el plato fuerte del día, Uruguay – Inglaterra. La selección conocida como La Celeste se llevó el partido, evitando así una derrota que los hubiera eliminado matemáticamente, y deja contra las cuerdas a una selección inglesa que ahora pasa a depender totalmente de Italia, necesitando que la azzurra gana sus próximos dos partidos.

A Uruguay se le vio mucho más cómoda ante una Inglaterra que no llegó al nivel que mostró ante Italia, y en la que hubo bastante precipitación, bien por los nervios, bien por la presión constante del rival. Y es que los uruguayos trabajaron a destajo, y más aún cuando Luis Suárez hacía el 1-0, culminando una contra que condujo Lodeiro tras la asistencia de Cavani.

La segunda mitad comenzó con dominio uruguayo, pero poco a poco, conforme fallaban las fuerzas, el partido se volcaba sobre el área de Muslera. Un Muslera que nada pudo hacer para evitar el empate, anotado por Rooney. Todo olía a una nueva remontada, pero un saque largo del portero y un mal despeje de Gerrard dejaron sólo a Suárez frente a Hart, el uruguayo fusiló y los 3 puntos fueron para su selección.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.