Mundial de Sudáfrica: la magia de Luis Suárez mete a Uruguay en cuartos

Mundial de Sudáfrica: la magia de Luis Suárez mete a Uruguay en cuartos

Escrito por: Javi    26 junio 2010     Comentario     3 minutos

La ronda de octavos de final del Mundial de Sudáfrica ha comenzado hoy con un bonito encuentro entre Uruguay y Corea del Sur, que ha finalizado con un marcador de 2-1 a favor de La Celeste. Al final, ha resultado vencedor el que era favorito para ello, pero el equipo sudamericano no lo ha pasado bien, sobre todo por un exceso de confianza, y gracias a un golazo del extremo Luis Suárez y a la inocencia en ataque de su rival, ha sellado su pase a cuartos de final.

Comenzó el partido muy vivo y con una clara ocasión para Corea del Sur, un espectacular disparo de falta de Park Chu-Yong que golpeó el poste de la portería uruguaya. La reacción de los charrúas no pudo ser más eficaz, Forlán puso un buen centro desde la izquierda que se tragó el portero coreano y Luis Suárez remachó a puerta vacía, aunque bastante escorado. Uruguay se adelantaba a los ocho minutos pero no tomaba el dominio del partido, que seguía muy alterno.


Aún así, pudo tomar más ventaja antes del descanso el cuadro que dirige el Maestro Tábarez, pero el árbitro se equivocó en dos acciones puntuales en contra de los intereses charrúas. Primero señaló un fuera de juego inexistente cuando Luis Suárez se prestaba a encarar solo al guardameta rival, y después no entendió o no vio mano en una jugada dentro del área surcoreana en la que debió haberse señalado penalty.

Aún no había encajado Uruguay un gol en todo el torneo, y viendo la candidez de los delanteros rivales no parecía hoy el día indicado para que llegara. Por eso, La Celeste salió bastante atrás en la segunda mitad y cedió el dominio del balón a Corea del Sur, que aprovechó ese exceso de confianza de su rival para comenzar a llegar con mayor peligro hasta el punto de empatar el partido en una jugada rocambolesca a balón parado en la que no acertaron ni la defensa ni el guardameta Muslera.

El tanto de Lee Chung Yong debió haber dado a los coreanos pero tuvo el efecto contrario. Quien se vino arriba fue su rival, aprovechando que las líneas de Corea daban un pasito atrás, y acosando con disparos de Suárez y Forlán. En una de esas acciones, de nuevo a balón parado, llegó el golazo del extremo del Ajax de Amsterdam. Suárez pescó un balón muerto en el área, se perfiló para disparar con la derecha y la ajustó al palo, imposible para el portero rival.

El golazo de Suárez devolvía a Uruguay a unos cuartos de final de un Mundial 40 años después, eso y la buena intervención de Muslera y del defensa Lugano, que salvaron entre ambos una clara ocasión para el empate. A Lee Dong Gook se le hizo la portería pequeña y perdonó una oportunidad única, por tanto su equipo hace las maletas aunque con el orgullo de haber superado con éxito la primera fase, y lejos de su país.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.