NBA 2017-2018: previa de la Conferencia Este (División Sureste)

NBA 2017-2018: previa de la Conferencia Este (División Sureste)

Escrito por: Javi    15 octubre 2017     Sin comentarios     6 minutos

Vamos con la previa de Wizards, Magic, Heat, Hawks y Hornets, los cinco equipos que conforman la División Sureste de la Conferencia Este en la NBA.

A punto de comenzar una nueva temporada en la NBA, la 2017-2017, vamos a analizar brevemente cómo se presenta el nuevo curso para cada equipo, conferencia a conferencia y división a división. En esta ocasión, nos ponemos con la División Sureste de la Conferencia Este, compuesta por los Atlanta Hawks, los Charlotte Hornets, los Miami Heat, los Orlando Magic y los Washington Wizards.

Atlanta Hawks

Los Hawks van a ser esta temporada uno de los peores equipos de la NBA

No ha mucho tiempo que los Hawks tenían un quinteto envidiado por todos: Teague, Korver, Carroll, Millsap y Horford. De ese quinteto ya no queda nadie y otros jugadores importantes para la franquicia, como podrían ser Howard o incluso Hardaway, también se han ido. Atlanta para esta temporada 2017-2018 es un solar, al punto de que no se puede hablar siquiera de reconstrucción.

En espera de que va a ser del pívot John Collins, uno de los rookies llegados esta temporada, el único hombre de futuro en la franquicia es Dennis Schroder. El alemán de 24 años viene de hacer un muy buen Eurobasket con su selección y esta temporada tendrá vía libre, y hasta obligación, para acaparar minutos y balón y hacer que sus números en la NBA crezcan todavía más.

Budenholzer, en su quinta temporada, contará además con jugadores como Bazemore, Belinelli, Ilyasova o Plumlee, que serían buenos complementos en otros equipos, no titulares como van a ser alguno en estos Hawks. Unos Hawks que, una década después, tendrá que ver los playoffs desde su casa y estar más pendiente del draft que de de otra cosa.

Charlotte Hornets

Walker y Howard, nueva sociedad en los Hornets

Tener peores resultados que la campaña anterior y por ello quedarse fuera de los playoffs podría provocar cambios drásticos en cualquier franquicia, pero en Charlotte han tenido paciencia y apuestan otra vez por el mismo grupo para este curso. En el caso de Kemba Walker es normal, porque el jugador no hace otra cosa que progresar, al punto de que el año pasado ya fue un más que merecido All Star.

Walkers se encargará del ataque, pero lo que lo más importante para el enternador Clifford es la defensa. De esa parcela se ocupan jugadores como Batum, Kidd Gilchrist y Marvin Williams, y a ello se une este año Dwight Howard. Lejos del nivel que lo encumbró a estrella de la NBA, el pívot puede ser una pieza importante en estos Hornets especialmente en el rebote y la intimidación, porque de lo ofensivo ya se ocuparán Zeller y Kaminsky.

Con el rookie Malik Monk se puede paliar la falta de tiro exterior y la poca aportación del banquillo, esto último tarea también de jugadores como Lamb o Carter – Williams. Y si todo este cóctel funciona y a Walker (y algún que otro compañero) le respetan las lesiones, Hornets será equipo de playoffs. Si no, ya estaríamos hablando de fracaso.

Miami Heat

Dragic y Whiteside son los mejores jugadores de los Heat

Perder por diferentes a tus mejores jugadores (que además eran tops de la liga como LeBron, Wade y Bosh) y no conseguir ningún agente libre de primer nivel (como Hayward o Durant en su día) podría suponer un cataclismo en cualquier franquicia. Si bien, en Miami Heat no ha sucedido tal cosa y de hecho hay plena confianza en que este año el equipo va a jugar los playoffs en la Conferencia Este.

Primero, porque el pívot Hassan Whiteside va a más pese a que todavía tiene varios defectos por pulir. Segundo, porque Goran Dragic está en un momento dulce y viene crecido después de ser el MVP del Eurobasket que ganó su selección, Eslovenia. Y tercero, porque parece que Dion Waiters es ya el jugador que se esperaba de él.

Además, Spoelstra va a poder contar ya con Justise Winslow, lesionado la segunda mitad de la temporada pasada, aquella en la que los Heat ganaron 30 de 41 partidos. Completará el equipo titular James Jonhnson y en el banquillo habrá jugadores como Olynyk, recién llegado de los Celtics, un buen tirador como Richardson o el novato Adebayo, que podría fijarse en Haslem de como hacer una carrera NBA siendo un pívot sin mucha altura.

Orlando Magic

Orlando Magic afronta una temporada sin muchas esperanzas

La reconstrucción de los Magic, en su quinto año, tocó fondo y terminó de hipotecar a la franquicia de Orlando. Llegó un nuevo general manager y, sin margen salarial, no le ha quedado otra que seguir apostando por Frank Vogel y por el puñado de jugadores jóvenes de los que el entrenador dispone, en espera de que alguno dé definitivamente el paso adelante y se erija como el jugador estrella del equipo.

Porque hasta ahora Vucevic no lo ha dado (ni ya parece que lo vaya a dar), y Fournier tampoco lo dio el año pasado (aunque le paguen como tal). La cosa puede estar entre los otros jóvenes que terminan contrato y que se juegan su futuro en la liga: Hezonja, que de momento es una decepción, Payton, que está siendo bastante irregular, y Gordon, del que ya todos se han dado cuenta que es un ‘4’ y que ahí sí puede producir.

Así, el objetivo de estos Magic no es tanto el mirar los puestos de playoffs sino el construir una identidad, darle un sentido a esta plantilla. Mientras se llega a eso, no pueden faltar minutos para Jonathan Isaac, un rookie del que no se ha hablado mucho pero que tiene que dar que hablar, número seis del último draft.

Washington Wizards

Los Wizards tienen que ser uno de los gallitos del Este

Los Washington Wizards son el mejor equipo de la División Sureste y uno de los mejores equipos de la Conferencia Este. De hecho, si alguno de los dos favoritos de esta conferencia (Celtics y Cavaliers) fallase, lo lógico es que fuera por culpa de unos Wizards que alcanzarían por fin las finales de Conferencia.

La plantilla de la franquicia es la misma prácticamente que la del curso pasado, cuando se alcanzaron las 49 victorias. El base John Wall seguirá siendo la estrella de estos Wizards, ya con una extensión de contrato que le convierte en los mejores pagados de la liga, y sus escuderos seguirán siendo Bradley Beal y Otto Porter, este retenido gracias a un contrato por encima de los cien millones de dólares.

La dependencia en este backourt es peligrosa por el tema de las lesiones, porque si alguna de las tres piezas se cae (especialmente Wall o Beal, que es el más proclive a ello) el equipo se resiente mucho. El otro debe de estos Wizards es la aportación de los suplentes, aunque con la llegada de Scott, Frazier y Meeks, más la progresión que se espera de Kelly Oubre, lo lógico es que en este apartado se mejore y Brooks pueda mirar más a su banquillo.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.