NBA: en busca del modelo Oklahoma

NBA: en busca del modelo Oklahoma

Escrito por: apuerta    31 diciembre 2012     Comentario     5 minutos

El sistema de tope salarial y el draft de la NBA hacen a la liga profesional de baloncesto americano una de las competiciones más disputadas y equilibradas del mundo. El último ejemplo de este mecanismo de igualdad competitiva es Oklahoma City Thunders. La historia de la franquicia a caballo entre Seattle y Oklahoma se fundamenta en las elecciones de draft obtenidas gracias a malos resultados pasados.

Así Durant, pick 2 del Draft 2007; Westbrook, 4 del 2008; Harden, 3 del 2009 e Ibaka 24 del 2008 crearon un equipo prácticamente desde la nada, entrando en playoff en 2010, alcanzando la final del Oeste en 2011 y llegando a las finales de la NBA el año pasado. Los espectaculares resultados obtenidos gracias al buen hacer de Scott Brooks y Sam Presti hacen que los del Chesapeake Energy Arena sean el modelo a seguir por las franquicias con peor récord durante los últimos años.

Cleveland Cavaliers

La promesa de los propietarios de conseguir el anillo antes que LeBron tuviera el suyo obviamente no se cumplió pero no se están haciendo las cosas mal en Cleveland. Para empezar actuaron con toda la cabeza que se puede tener al perder a tu máxima estrella y evitaron realizar traspasos arriesgados a la desesperada por mantener el nivel que tenían con James. Tuvieron una mala temporada pero consiguieron uno de los mejores 1 del draft de los últimos años, Kyrie Irving, que ya es una de las estrellas de la liga.

En ese mismo draft consiguieron a Tristan Thompson que ha estado algo por debajo del rendimiento esperado para un número 4 del draft pero que dejó unos reseñables 8 puntos y 6,5 rebotes por partido el pasado año. No fueron suficientes para una buena temporada pero gracias a ello consiguieron la elección 4 del 2012, donde eligen a Dion Waiters sorprendiendo a muchos que esperaban que saliera en una posición más baja pero que hasta el momento ha jugado bastante bien. Además se movieron traspasando picks a Dallas para poder escoger a Tyler Zeller, el alapivot estrella de North Carolina que parece haberse aclimatado bien a la NBA.

Si se mueven bien traspasando, por ejemplo, a Varejao, que aunque está jugando bien tiene problemas con las lesiones, y consiguen un buen jugador interior tendrían muchísimo margen salarial para moverse bien en la agencia libre. Además parecen haberse reforzado con un fondo de armario formado por jugadores importantes que pueden aportar como CJ Miles, Daniel Gibson o Alonzo Gee.

Charlotte Bobcats

El equipo de Michael Jordan ha cometido muchas malas decisiones en la dirección deportiva, dando sensación de inestabilidad en cada paso dado. Además la suerte no acompaña a los de Carolina del Norte ya que no ocurre muchas veces que después de una de las peores temporadas para un equipo en la historia de la NBA no te lleves el número uno del draft. Aunque no lo parezca, no todo son malas noticias en Charlotte ya que los Bobcats siguen perdiendo pero al menos parecen más competitivos.

Kemba Walker se ha convertido en el líder de un equipo en el que Kidd-Gilchrist, 2 del draft 2012, empezó a un nivel encomiable pero que ahora se encuentra en ese estado de baja forma que sufren todos los novatos conocido como “rookie wall”. Por otro lado, Henderson parece dar resultados, tras tres años sembrados de dudas después de ser elegido en 2009 mientras que Biyombo no está dando muchos frutos aunque si algo tiene el congoleño es margen de mejora. Todo parece indicar que se disputarán el tener mayor número de bolas en el bombo del draft con Washington y Hornets y es probable que busquen algún traspaso si tienen espacio salarial aunque Jordan siempre se haya mostrado reacio al respecto.

New Orleans Hornets

La franquicia de Nueva Orleans se encuentra en una situación parecida a Cleveland con la pérdida de Chris Paul el año pasado. Los de Louisiana han sabido crear un buen quinteto con las elecciones de Anthony Davis y Austin Rivers en las posiciones 1 y 10, el fichaje de Ryan Anderson -jugador mas evolucionado de la temporada pasada-, y los ya Hornets desde la pasada temporada Greivis Vázquez y Al Farouq Aminu.

Sin embargo las piezas no parecen encajar debido la falta de profundidad en el banquillo y la lesión de Eric Gordon desde la pretemporada, lo que ha lastrado a un equipo que está teniendo peores resultados de los previstos. Sin demasiado margen para traspasar jugadores les queda la esperanza de que Austin Rivers llegue a su nivel universitario o si las cosas siguen mal hacer el llamado “Tanking”: Perder partidos intencionadamente para tener más probabilidades de conseguir una elección alta del draft.

Washington Wizards

El equipo capitalino ha hecho movimientos buscando dar salida a jugadores antes que incorporaciones. Así, los Wizards se deshicieron del problemático Rashard Lewis enviándolo a New Orleans y obteniendo a cambio a Okafor y Ariza del mismo modo que sacaron del equipo al controvertido e inestable Javale McGee por el que consiguieron al pívot brasileño Nene Hilario. Con estas transacciones Washington demuestra que su intención no es formar un bloque con futuro, sino poder ser competitivos lo antes posible. Y lo hacen por una mezcla decisión propia y obligación.

El número 1 del draft 2011 John Wall se ha desdibujado esta temporada por pequeñas lesiones mientras que Bradley Beal, 3 del draft 2012, ha tenido un bajón en su rendimiento desde el mes de noviembre aunque sigue manteniendo unos nada despreciables 12 puntos por partido. Además jugadores de segundo plano como Vesely y Trevor Booker están teniendo buenas actuaciones tras varias temporadas dubitativas. Sin embargo el resultado sigue siendo malo y parece claro que optaran por una elección alta en el próximo draft y terminen traspasando a un jugador que ocupe un alto porcentaje del gasto salarial como puede ser Nene.

Lejos quedan equipos como Portland y Golden State, que parecen haber acertado en las últimas elecciones, sobre todo los de Oregon con el posible Rookie del Año Damian Lillard, y se encuentran en posiciones medias en sus divisiones, promediando más victorias que en temporadas anteriores. Caso aparte es Toronto, una franquicia que va por rachas y a la que es imposible analizar esta temporada, con Calderón siendo agente libre en verano y Bargnani y Lowry pendientes de un hilo.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.