NFL: Los Baltimore Ravens ganan la Super Bowl venciendo a los San Francisco 49ers

NFL: Los Baltimore Ravens ganan la Super Bowl venciendo a los San Francisco 49ers

Escrito por: apuerta    4 febrero 2013     Comentario     7 minutos

Los Baltimore Ravens son los nuevos campeones de la NFL doce años después tras ganar en la SuperBowl 47 a unos San Francisco 49ers que no supieron parar al MVP Joe Flacco y sus pases profundos.

Los Baltimore Ravens se proclamaron campeones de la NFL doce años después en el último partido de su jugador emblema: Ray Lewis. En frente estuvieron unos inestables San Francisco 49ers que despertaron en la segunda mitad tras una primera parte para olvidar.

El primer drive era premonitorio para San Francisco. Infracción por Offside que retrasaba 10 yardas a los de la bahía, que entregarían a Baltimore el balón tras no conseguir el primer down. Si lo conseguiría, y con creces, los Ravens que con un gran primer drive anotarían un TD de la mano de la recepción de un Boldin muy cómodo en la end zone.

Con el juego terrestre muy frenado la option no parecía efectiva pero un par de pases largos de Kaepernick sirvieron para que los Ravens se dieran cuenta de que también tenían que cubrir sus espaldas, lo que a su vez permitía que el QB de los Niners pudiera empezar a correr. Con San Francisco en la redzone Kruger ejecutaría con brillantez una jugada defensiva que acabaría con sack a Kaepernick en tercera y goal, reduciendo el daño a un field goal de Akers.


La defensa californiana parecía mejorar en el siguiente drive con el front seven metiendo presión a Flacco, pero el pequeño respiro en la línea se convertía en una pesadilla cuando el balón salía de las manos del QB de los Ravens en dirección a una secundaria incapaz de intimidar a los receptores. Por contra, el ataque de los 49ers aumentaría en diversidad en el momento en que la línea defensiva de Baltimore ejecutaba el Pass Rush por miedo a los pases de Kaepernick, lo que permitía a Gore encontrar espacios libres por los que correr.

Pero la mala suerte hacia los Niners comenzaría a hacer presencia nada más parar a su rival en una buena posición con un sack de McDonald. Un fumble en el transcurso del mejor drive de los de la bahía acabaría en touchdown de Pitta a pase de un Flacco que se recorría el campo a placer a través del juego aéreo  El front seven rojo y dorado había dejado de meter presión al QB contrario y , para colmo, Kaepernick sería interceptado por el veterano EdReed en un pase a tierra de nadie del “7”.

Con todo a su favor, Baltimore jugaba con cabeza y criterio, intercalando entre carrera y pase y evitando que San Francisco tuviera el balón en sus manos. Una serie de jugadas para Ray Rice permitía a su equipo meterse en la redzone, siendo parados por la defensa californiana y realizando una jugada de engaño con un falso field goal que no dio resultado y que a la postre podría haber sido decisivo.

Los 49ers eran incapaces de avanzar más de un par de series de downs, lo que Flacco aprovecharía para mandar una bomba hacia Jacoby Jones que Culliver se comería por completo al no tocar al receptor púrpura y permitir que éste se levantara y, después de varios quiebros, anotara el tercer TD para los suyos. La sensación de que los Niners estaban fuera del partido era cada vez mayor, más si tenemos en cuenta cuando entraban en las últimas 20 yardas antes de la zona de anotación lo máximo que se conseguía era un field goal. Así, Akers pondría el 21-6 con el que se llegaba al descanso.

La consigna para los 49ers era clara: Evitar la anotación Raven fuese como fuese y conseguir anotar en el siguiente drive para seguir vivos en el partido. Nada más lejos de la realidad, puesto que el KickOff de la segunda mitad sería retornado por Jacoby Jones en una espectacular carrera de 108 yardas, igualando el record histórico. El 28-6 ondeaba en el marcador de la que podía ser una de las peores Super Bowls de la historia si no hubiera sido por lo acontecido nada más empezar el drive de los Niners. Quizá por el tremendo espectáculo de la cantante Beyonçe durante el intermedio, el sistema de iluminación del Superdome de Nueva Orleans se venía abajo dejando el campo parcialmente a oscuras, y el juego interrumpido, durante más de 35 minutos.

El parón sentaría como un jarro de agua fría en las filas de Baltimore, que veían como Kaepernick recuperaba la confianza en si mismo para liderar a los suyos a través de la carrera y sus pases en profundidad. Uno de estos lanzamientos acabaría en las manos de Crabtree, que recorrería más de 15 yardas para anotar el primer TD de los Niners. La defensa californiana pararía inmediatamente el ataque de Baltimore para anotar al instante otro TD gracias a Frank Gore. Al equipo de Maryland ya le temblaban las piernas y un fumble de Ray Rice que acabaría en otro field goal de Akers terminaba de apretar el partido 28-23.

Se llegó así al último periodo, que los Ravens inauguraron con un field goal que sentaría como agua de mayo para el equipo de Flacco. El cuestionado QB seguiría mostrando el increíble nivel que ha mantenido durante todos los playoffs y en esta ocasión completaría pases muy complicados en situaciones de tercer down. San Francisco volvería a anotar en un acierto de la Option, con Kaepernick corriendo 15 yardas para TD, aunque la conversión de dos puntos no correría la misma suerte. A estas alturas los Ravens solo querían dormir el partido aguantando el balón con posesiones largas, y lo consiguieron. Cada vez que la defensa californiana tenía en la mano recuperar el balón Flacco lanzaba un balón mezcla de regalo y problema que Boldin, Jones o Pitta se encargaban de bajar del cielo techado de Nueva Orleans. El drive acabaría con un field goal de Tucker para poner el 34-29.

San Francisco, casi contrarreloj  se recorrería el campo a base de misiles de Kaepernick y carreras norte-sur de Gore. Una jugada terrestre para el RB metía a los 49ers en la yarda 5 pero sorprendentemente no conseguirían transformar la óptima posición en puntos en ninguno de los 4 downs con los que contaron, incluyendo un último lanzamiento con un más que probable holding a favor de San Francisco. Los Ravens solo se preocuparían de gastar lo máximo de tiempo posible y cuando debían patear el balón, dejando a San Francisco con 12 segundos para lograr un TD, a John Harbaugh se le ocurrió una jugada que será recordada por muchos años en la historia de la SuperBowl. Se dejó anotar. Cuando todo el mundo esperaba que su punter pusiera el balón lo más lejos que pudiera, éste lo agarró y comenzó a correr de un lado a otro en la endzone propia, esperando a que le hicieran un safety. Solo dos puntos para los Niners que recibirían el balón a 4 segundos del final y a través de una patada desde la yarda 20. No daba tiempo a que la ofensiva saliera al campo, solo la espera de un retorno milagroso que finalmente no llegó.

Los Baltimore Ravens son campeones de la NFL en una SuperBowl marcada por los apagones de los focos y los equipos, que parecía iba a convertirse en la más monótona de la historia y acabó a punto de ser la de la remontada más épica, y Joe Flacco se llevó el MVP que quizá se merecía Jacoby Jones. Cuando Ray Lewis se dañó el triceps de gravedad hace unos meses sabía que esta sería su última oportunidad de volver a ganar un anillo. Ahora el legendario linebacker se retira tras un partido en el que estuvo más bien discreto, pero como dijo el propio Ray hace unos años “En cada batalla, poned vuestra espalda contra la mía y yo pondré la mía contra la vuestra, vamos a hacer lo que tenemos que hacer”. Así es como lo hacen los Ravens.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.