El arrollador éxito de los videojuegos para mantenerse en forma

El arrollador éxito de los videojuegos para mantenerse en forma

Escrito por: Jaime Lopez    2 abril 2021     5 minutos

Los hábitos diarios de toda la ciudadanía se vieron obligados a cambiar de manera drástica durante 2020. Las restricciones impuestas en todo el mundo trajeron consigo nuevas formas de entretenimiento, ocio e interacción social. El ámbito deportivo no fue una excepción, y las rutinas de la mayoría de los atletas, profesionales o amateurs, se adaptaron a nuevos formatos.

De esta forma, la mayoría de las prácticas de entrenamiento pasaron a realizarse en el propio hogar, con las dificultades que en muchos casos esto implica. Aumentó la demanda de máquinas para ejercitarse en casa, como las cintas de correr o las bicicletas, y se disparó la creación de aplicaciones móviles y canales en redes sociales para hacer deporte. En toda esta vorágine de la práctica deportiva en casa, cabe destacar el inesperado pero rotundo éxito que viven en la actualidad los videojuegos deportivos, presentes en el catálogo de las consolas con mayor volumen de negocio en el mercado.

Para muchos, un videojuego deportivo es aquel que tiene una temática ligada a alguna disciplina deportiva, como el FIFA anual que cuenta con miles de competiciones y con soporte en diferentes consolas. Esta idea se suele apoyar en el hecho de que estos juegos cuentan con el patrocinio de jugadores profesionales de primer nivel, que engrosan, muchos de ellos, año tras año la lista de los deportistas mejor pagados del mundo. No obstante, cuando nos referimos a videojuegos deportivos no lo hacemos a este tipo de títulos, sino a aquellos que implican una actividad física por parte del jugador.

Uno de los primeros en popularizarse fue el Wii Fit para Nintendo Wii, que en 2007 consiguió que todos los integrantes del hogar se subieran a la Wii Balance Board para practicar step, yoga, correr o ejercitar el equilibrio. En 2009, la compañía nipona lanzó al mercado una versión actualizada del título, pero su gran éxito en este campo llegaría en 2019, con la presentación de Ring Fit Adventure para su consola estrella, la Nintendo Switch.

Este videojuego se diferencia de los mencionados con anterioridad de Nintendo en que no se trata de un título exclusivamente deportivo, sino que combina de manera muy efectiva la función de entrenamiento con la narrativa de un videojuego al uso. De esta forma, el ejercicio físico se convierte en la herramienta principal del avatar para ir cumpliendo objetivos y subiendo de nivel. Asimismo, para aquellos usuarios que deseen únicamente el trabajo físico, Nintendo también ha desarrollado un apartado específico en el que el jugador puede acceder a más de 40 rutinas diferentes para trabajar diversos grupos musculares.

Para dotarlo de mayor realismo y, sobre todo, para que la práctica deportiva sea lo más eficiente posible, Ring Fit Adventure incorpora un aro de yoga, el Ring-Con, y una cinta que se debe ajustar en la pierna izquierda. En ambos se deben colocar los mandos de la Nintendo Switch de tal forma que puedan recoger la información necesaria para que el juego se desarrolle con normalidad. Como dato interesante conviene destacar que el Ring-Con cuenta con varios sensores que permiten realizar mediciones del ritmo cardíaco del jugador.

En la narrativa, el usuario se mete en la piel de un atleta que debe ir superando diferentes pruebas con el objetivo de capturar a un malvado dragón. Para que el personaje avance por los escenarios, el jugador debe correr sosteniendo el Ring-Con entre las manos. Si hay que subir escaleras o saltar algún obstáculo, el usuario tendrá que elevar un poco más las piernas durante la carrera, mientras que la velocidad se aumenta elevando también el ritmo de la carrera física.

En determinados momentos, el jugador debe enfrentarse a otros avatares que interrumpen su camino, para lo cual es necesario realizar varias repeticiones de diversos ejercicios agrupados en cuatro categorías: pierna, brazo, abdomen y yoga. Dentro de cada uno de ellos se engloban más de una decena de ejercicios diferentes, como sentadillas, abdominales, torsiones de tronco, etc. El Ring-Con evalúa el ejercicio, y hasta que este no se haya realizado de manera correcta, el jugador no podrá continuar.

Uno de los atractivos de este videojuego, que solo el pasado 2020 vendió más de 6 millones de unidades en todo mundo, es que se puede determinar el nivel de intensidad de manera previa. De esta forma, en función al tipo de entrenamiento que se desee realizar, se seleccionará un nivel de dificultad u otro. En cualquier caso, en todos ellos se sudará, pues hasta el nivel más bajo requiere de una importante actividad física.

Además, y como ya comentamos, el videojuego de Nintendo permite acceder a un apartado dedicado en exclusiva a la actividad física. En este espacio se pueden realizar los ejercicios propuestos por la consola o elaborar tablas propias con multitud de opciones: sentadillas, flexiones, ejercicios de brazos y un largo etcétera.

Si bien Ring Fit Adventure no es el único videojuego de estas características -también podemos encontrar en el mercado títulos como Just Dance 2020, Fitness Boxing, Zumba Fitness World Party o Shape Up– lo cierto es que es el que mayor aceptación tiene entre el público. ¿El motivo? Conseguir combinar a la perfección deporte y diversión, algo especialmente importante cuando no tenemos más remedio que entrenar en casa.

Comentarios cerrados


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.