La sede de la final de Copa del Rey, el cuento de nunca acabar

La sede de la final de Copa del Rey, el cuento de nunca acabar

Escrito por: Javi    6 marzo 2015     Sin comentarios     3 minutos

En la mayoría de los países en los que se juega la final del torneo de Copa a un sólo partido, éste ya tiene fecha y lugar prefijados desde antes de que comience la temporada. En España, sin embargo, nos va mucho más lo de improvisar y la fecha (aunque este año parece ya fija de antemano) y la sede se eligen casi en el último momento, cuando ya se conocen los finalistas.

Esto, en realidad, puede ser una ventaja. De este modo, se puede elegir una fecha que le venga bien a los dos equipos, en conjunción con sus calendarios europeos y de liga nacional. Y del mismo modo, una sede que les venga bien a las dos aficiones, para que a ninguna le suponga un desplazamiento más largo o más complejo que a la otra y para que ambas tengan cabida.

En lugar de aprovechar la ventaja que tiene no tener sede fija, en España nos enredamos en polémicas innecesarias

Pero claro, en España somos realmente especiales y, en lugar de sacar ventaja, convertimos la elección de la fecha y, especialmente, la de la sede en un sarao de república bananera. Y no es porque nos pille de nuevas esta situación, porque se viene repitiendo año tras año, como el cuento de nunca acabar. Y claro, a algunos, esto nos cansa.

Por ejemplo este año, por aquello de que el Barcelona es uno de los contendientes, volvemos a la polémica del Santiago Bernabeu. A los azulgranas no se les puede antojar otro estadio, evidentemente, y antes de que el Real Madrid, en todo su derecho, ojo, pusiera a sus mentes a discurrir un motivo para evitar ser sede de la final, ya los medios afines habían hecho ese trabajo, colocando al Real Madrid B jugando ese día, recordando que la última vez que Barça y Athletic jugaron en el Bernabeu aquello terminó como batalla campal, o señalando que en Madrid estaría muy feo lo de pitar el himno (otra de las grandes cuestiones que año a año se discuten, por cierto).

El debate sobre la sede de la final de la Copa del Rey se repite año tras año sin que se ponga remedio

Y esto, que es sólo un ejemplo por no ponernos a recordar las cantinelas de otros años, se viene repitiendo durante los últimos años y se repetirá en los venideros, siempre y cuando Real Madrid o Barcelona estén en la final, que sin uno de los dos entonces la Copa pasaría irremediablemente a ser un título menor. Se ve que no aprendemos, o probablemente, que no queremos aprender porque, al fin y al cabo, esto vende.

Visto lo visto, dado que en España somos incapaces de ponernos de acuerdo en esta tema sin montar un show año tras año, solamente queda una solución: fecha fija y sede fija (ya sea única como en Inglaterra o moviéndose año tras año) desde el principio de la temporada. Y al que no le guste o no le convenga, que se muerda el labio.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.