Vuelta a España 09 Etapa 13: Moncoutie, Evans y un oportuno pinchazo

Vuelta a España 09 Etapa 13: Moncoutie, Evans y un oportuno pinchazo

Escrito por: Javi    13 septiembre 2009     3 Comentarios     2 minutos

Después de Sierra Nevada, el murciano Alejandro Valverde (Caisse d’Epargne) es más líder de la Vuelta a España, y para ello sólo ha tenido que aguantar con los mejores, no atacar y guardar fuerzas para la semana que aún queda. Además, Valverde tiene a la suerte de cara, esa suerte que se le niega a Cadel Evans (Silence-Lotto) y que ayer, de forma negativa visitó al ciclista australiano.

Desde la salida, todos los equipos querían meter algunos hombres en la fuga, sobre todo, gregarios de los hombres fuertes para luego ayudar en la última subida. De un grupo de escapados con nombres habituales como el de David De la Fuente (Fuji-Servetto) o Juan Manuel Gárate (Rabobank), partió David Moncoutie (Cofidis) en solitario a falta de 36 kilómetros y a su ritmo, subió el Alto de Monachil y Sierra Nevada. Los demás, llegarían a meta un minuto después.


Y los demás fueron los hombres fuertes de la clasificación que poco a poco fueron engullendo a los corredores que quedaban por delante. El primero en sufrir fue Samuel Sánchez (Euskaltel) que no pudo seguir como el resto uno de los innumerables tirones de un incansable Ivan Basso (Liquigas). Después llegaría el momento Evans. El australiano pinchó y mientras cambió la bicicleta y volvió a rodar, ya Gesink, Basso, Valverde y Mosquera se les habían ido lejos, y ya Samuel Sánchez lo había cazado.

Hundido moralmente Cadel Evans (acabó llegando a la meta entre lagrimas), Samuel Sánchez sacó las fuerzas de reserva y realizó una ascensión a Sierra Nevada impecable, perdiendo apenas unos segundos despreciables comparado con el minuto que perdía al comenzar la subida. Ezequiel Mosquera (Xacobeo) atacó en el grupo del líder con la intención de recortar algunos segundos, puesto que Moncoutie ya era inalcanzable, Valverde lo siguió durante unos metros, los suficientes para quedar tercero en la etapa y pillar bonificación y aumentar un poco más la ventaja.

Quizá Gesink y Basso iban justos, o quizá se estaban guardando fuerzas para la etapa de mañana, con el tercer final en alto consecutivo: el Alto de la Pandera. Una cima que no se le da nada mal a Alejandro valverde y en la que espera aguantar el amarillo un día más con la escueta ventaja de 27 segundos con Gesink y solo un minuto con Basso.

Vía | La Vuelta


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.