11 mayo 2013 Fútbol

Wigan

Aunque los títulos en el mundo del fútbol suelen caer del lado de los clubes poderosos, de vez en cuando se da alguna bonita y heroica historia de esas que nos gustan tanto y en la que el equipo débil supera al más rico y poderoso. Wembley fue este sábado testigo de una de ellas en la que el papel de débil lo protagonizaba el Wigan que acabó conquistando la FA CUP ante el poderoso Manchester City.

El Wigan, entrenado por el español Roberto Martínez y luchando por no dejar la Premier League, no lo tuvo nada sencillo y durante muchos minutos tuvo que aguantar las acometidas del City. Bastante parecían hacer sus jugadores cuando en el minuto 90 mantenían el 0-0 que podría llevarles a la prórroga pero ahí llegó el cabezazo de Ben Watson que prácticamente dejó sin posibilidad de reacción al City que acumula un nuevo fracaso.

Y es que la temporada no se ha dado nada bien para el equipo de Roberto Mancini que cayó pronto en las competiciones europeas y que no pudo revalidar su título en la Premier League. La FA Cup era un título más pequeño pero podía haber servido para dar algo de alegría a un club que parece plantearse sustituir a su técnico y que se comenta ha elegido a Manuel Pellegrini para ello.

Se tomó muy en serio Mancini el partido sacando al campo a Hart para defender la portería a pesar de que Pantilimon venía jugando esta competición. Los citizens venían rotando en Premier durante las últimas semanas para afrontar este partido y se encontraron con un Wigan bien posicionado en el inicio en el que defender su portería fue su primer objetivo.

David Silva intentó romper esa defensa con la ayuda de Agüero y Tévez pero al City le costó crear fútbol y se topó una y otra vez con la defensa del Wigan. Aún así las ocasiones tenían que llegar y entonces el español Joel Robles fue protagonista parando a la media hora un remate de Tévez que parecía que acabaría en la red. El argentino también tuvo opciones en el comienzo de la segunda mitad al igual que Agüero pero el Wigan superó los momentos de apuro y poco a poco fue creciendo en el partido.

Lo hizo a través de Callum McManaman, uno de los jugadores más destacados del equipo, pero les costaba llegar a crear ocasiones de gol y todo parecía encaminado a una prórroga. Sin embargo, en el minuto 90, el Wigan sacó un corner desde la derecha y Watson saltó para enviar un gran testarazo a la red que desataba la euforia de los latics.

Quedaba entonces el sufrimiento de la prolongación que fue de 4 minutos y en la que el City se volcó para colgar balones pero no consiguió nada y el pequeño volvió a superar al grande en otra bonita tarde de fútbol de esas que nos gustan tanto en este deporte. De esta forma el Wigan se asegura una plaza europea y la oportunidad de pelear por la Community Shield en agosto ante el Manchester United en lo que será la segunda final de su historia.

Vía | FA Cup

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 mayo 2013
  2. El Manchester United derrota al Wigan y conquista la Comunnity Shield 11 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *