3 julio 2014 Baloncesto

Jason Kidd deja los Nets para entrenar a los Bucks

Los Milwaukee Bucks son una franquicia en regeneración. A partir de este verano tienen unos nuevos dueños, tras la venta del equipo por más de 500 millones de dólares a Wesley Edens y Marc Lasry por parte de Herb Kohl, que la comproó en los 80 por tan sólo 15 millones. Tienen una nueva estrella en la persona de Jabari Parker, el flamente número 2 del draft de 2014. Y también tienen nuevo entrenador: Jason Kidd.

Los Bucks no han tenido remilgos en despedir a Larry Drew, su último entrenador y que tenía contrato en vigor, para contratar a otro técnico que tenía también contrato en vigor, Kidd. Eso es lo que se llama hacer amigos dentro del sindicato de entrenadores. Para sacar a Kidd de Brooklyn los Bucks han tenido que darle a los Nets dos futuras rondas del draft, que han sido muy bien recibidas en un equipo que tiene sus rondas regaladas por toda la NBA.

¿Por qué Kidd ha querido dejar a los Nets, la franquicia que le dio la oportunidad de entrenar, la franquicia que le retiró su dorsal? Básicamente, porque los nuevos dueños de los Bucks son amigos suyos y porque ha visto que lo que se le da a otros entrenadores novatos, como Fisher o Kerr, no se le daba a él, además de que exigía convertirse también en el director de operaciones de la franquicia.

En Milwaukee todavía no ostentará esos plenos poderes que requería a los dueños de los Nets, pero las fuentes de Wojnarosky (que rara vez se equivocan) apuntan a que será cuestión de tiempo. Los Bucks tienen a un director general con contrato, John Hammond, pero viendo como se las gastan los nuevos dueños es probable que no tarde en ser despedido como Drew. Es más, ya se habla de que Kidd ha propuesto los primeros traspasos.

A pesar de lo apreciado que era y seguirá siendo Kidd entre la gente de los Nets, hay quien apunta que en Brooklyn han salido ganando. No tanto ya por desprenderse de Kidd, que todo hay que decirlo tampoco ha sido lo suyo un estreno espectacular en el banquillo, como por el sustituto que llega, Lionel Hollins, quien firma por las próximas cuatro temporadas a razón de 5 millones de dólares cada una.

No se puede negar que Hollins es, por el momento, un entrenador con mejor reputación que la se ha ganado Kidd. El técnico de 60 años dirigió entre 2009 y 2013 a los Memphis Grizzlies, consiguiendo los mejores resultados de la historia de la franquicia. Sonaba Messina, una vez más, como posible para el cargo, por aquello de que el dueño de los Nets fue mecenas del CSKA, pero el italiano tendrá que seguir optando a un puesto de asistente como máximo.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *