6 julio 2015 Baloncesto

Williams, de los Raptors, ha ganado el premio al mejor sexto hombre

Después de hacerse con los servicios de Roy Hibbert mediante un sign & trade, los Lakers le han cogido el gusto a firmar jugadores y este último día de negociaciones cerraron acuerdos con dos jugadores más, agentes libres ambos. Uno de ellos es Lou Williams, ex jugador de los Toronto Raptors que al término de esta temporada que acaba de quedar atrás fue elegido como mejor sexto hombre de la liga.

Williams ejemplifica lo que es un combo guard, alguien con juego de escolta dentro de un cuerpo con altura de base, y viene de hacer su mejor temporada con unos promedios de 15’5 puntos, 1’9 rebotes y 2’1 asistencias. Pese a esto, los Lakers lo han contratado por un contrato bastante económico, dadas las burradas que hemos visto pagar estos últimos días en algunos casos: 21 millones de dólares por tres temporadas.

El otro jugador con el que llegaron a un acuerdo los Lakers en el último día es Brandon Bass. A sus 30 años, Bass lleva una carrera bastante sólida en la NBA sin haber sido un jugador destacado ni tener demasiadas cualidades. Viene de jugar en las últimas temporadas en los Boston Celtics y será un suplente de garantías en la rotación interior del equipo angelino.

Pero igual que se habla de llegadas, también se habla de salidas, y el escolta Nick Young tiene todas las papeletas para ser traspasado de aquí a los próximos días. Su destino más probable podría ser los Indiana Pacers, que ayer también fueron noticia por volver a firmar a Rodney Stuckey. El base se quedará a cambio de un nuevo contrato de tres temporadas por un total de 21 millones.

Otro que se queda es Omri Casspi, que no se moverá de los Sacramento Kings a cambio de 6 millones de dólares por dos temporadas. Sí se mueven de equipo Jeremy Evans, que deja los Jazz para jugar en unos Mavericks que le ofrecen el mínimo, y Cory Joseph, base que estaba en los Spurs y que ahora jugará en los Toronto Raptors, el equipo de su ciudad y que le ha ofrecido cuatro años por un total de 30 millones de dólares.

Pero la operación estrella llegó al final del día, la renovación de Reggie Jackson por los Detroit Pistons. Nada menos que por 80 millones de dólares por las cuatro próximas temporadas. Jackson consigue el gran contrato que por sus números parece que merece, aunque haya otros que cuestionen que es un jugador que amasa estadística pero que no es capaz de liderar a un equipo. El tiempo dirá si Detroit acertó o no.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *