13 agosto 2017 Atletismo

Usain Bolt no se pudo despedir con un oro en Londres 2017

Los Mundiales de atletismo de Londres 2017 iban a ser un acontecimiento histórico. Y es que esta cita iba a ser la última gran competición en la que iba a participar toda una leyenda del atletismo y del deporte en general: el gran Usain Bolt.

La despedida de Bolt en una gran competición, con derrota y lesión, no fue la que nadie quería

Si bien, la despedida de Usain Bolt no ha sido como él esperaba, ni como nadie quería. El atleta jamaicano que ha sido el rey de la velocidad y que ha marcado toda una era, convirtiendo cada carrera que participaba en un acontecimiento de gran seguimiento a nivel mundial, no ha podido colgarse un oro en Londres 2017 y, además, sus últimas imágenes fueron las de un hombre derrotado por una lesión.

En competición individual, Bolt sólo iba a participar en su prueba: los 100 metros. El jamaicano llegaba una vez más como favorito al hectómetro y había rendido bien en las series clasificatorias y en las semifinales, pero en la final Bolt se iba a ver superado por dos hombres, Justin Gatlin por el exterior para ganar la medalla de oro y Christian Coleman para ganar la medalla de plata.

La última oportunidad de colgarse un nuevo oro iba a llegar en el relevo 4×100. Bol recibía el testigo en la última posta y cuando iniciaba su remontada, desde la tercera posición, sufría una lesión y no podía continuar. Las cámaras pasaban de la victoria de Gran Bretaña y se centraban en la imagen de uno de los atletas más grandes de todos los tiempos, tirado en medio de la recta de cien metros abatido por el dolor.

La imagen de su última gran carrera, tirado en la pista lesionado, quedará como una anécdota más ante su legado

La sensación tras Londres 2017 es que Usain Bolt estiró en demasía su carrera, que este año le ha sobrado y que los Juegos Olímpicos de Río 2016 hubieran sido el momento perfecto para poner el colofón y broche de oro a su carrera. Pero claro, hablar a posteriori es fácil y no podemos negar que el gran aliciente de estos campeonatos era precisamente ese, ver al Rayo por última vez.

A pesar de la triste despedida de Usain Bolt, esto quedará como una anécdota, pues su legado es tan grande que lo hará olvidar todo. En su palmarés lucirán ocho oros olímpicos (tres en el 100, tres en el 200 y dos en el relevo, descontando el de Pekín 2008 por dopaje de un compañero), más once oros en Campeonatos del Mundo, aparte de ser elegido seis veces como el mejor atleta del año.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *