4 claves para aprender a escalar y no morir en el intento

4 claves para aprender a escalar y no morir en el intento

Escrito por: Jaime Lopez    30 enero 2021     3 minutos

La escalada requiere de una condición física excepcional pero también una habilidad mental para poder hacer frente a los problemas que puedan surgir.

Si eres una persona de espíritu aventurero que desea aprender a escalar, has llegado al lugar indicado. Aquí encontrarás 4 fabulosos consejos para iniciarte en esta disciplina sin morir en el intento.

1. Empieza a practicar de manera progresiva

Aunque sientas que tienes la capacidad física para aprender a escalar directamente en una montaña, lo más recomendable es que aprendas desde cero bajo la asesoría de un instructor que tenga gran experiencia escalando, de esta manera, estarás más seguro mientras subes las paredes y te indicarán si debes corregir algún agarre o posición para prevenir lesiones. Los mejores tipos de escalada para aprendizaje progresivo son:

  • Boulder: se escala sin cuerdas en rocas con menos de 5 metros de altura.
  • Rocódromo: son sitios con rocas naturales, artificiales y paredes con presas de diversas alturas.
  • Escalada en montaña: una vez domines la escalada en el rocódromo, puedes practicar todo lo aprendido en un entorno natural apto para escalada. En estos lugares las paredes de las montañas ya están identificadas para diferentes niveles de escala, desde el más sencillo hasta los avanzados.

2. Asegúrate de tener el equipamiento básico de escalar

Consejos Escalada 2

Para empezar a escalar es necesario que cuentes con el equipamiento básico que te permita estar seguro en todo momento y haga más fácil la actividad. El equipamiento básico para escalar es:

  • Casco: protege tu cabeza de los golpes y de rocas que se desprendan.
  • Arnés de cintura con mosquetón de escalada: indispensable para escalar en paredes o rocas altas.
  • Bolsa de magnesio: sirve para eliminar el sudor en las manos y mejorar el agarre.
  • Zapatillas de escalar: especialmente diseñadas para ser flexible y adherirse a las paredes o rocas.

3. Conoce los diferentes tipos de presas y agarre

Para subir de nivel como escalador, es imprescindible que conozcas todos los tipos de presa de escalada que existen y la manera en que debe ser el agarre en cada una de ellas, de esta manera, podrás utilizarlas correctamente. Los tipos de presas más comunes son:

Consejos Escalada 3

  • Regletas: son presas de tamaño pequeño con forma aplanada, se deben agarrar con los 5 dedos. El dedo pulgar debe quedar sobre el índice para un agarre más fuerte.
  • Dobles: estas presas suelen utilizarse para hacer cambios de mano, descansar o cambiar de posición. Son de tamaño grande y se pueden agarrar con las 2 manos.
  • Romos: estas presas son de tamaño grande y textura lisa. Debes agarrarla con la mano abierta y la muñeca ligeramente curvada.
  • Pinzas: son las presas que poseen dos zonas de agarre, una para el dedo pulgar y otra para los otros 4 dedos.
  • Tridedos: estas presas poseen 3 hendiduras u hoyos que deben agarrarse con los 3 dedos más fuertes. Generalmente, los dedos más fuertes para escalar son el dedo índice, medio y anular. También, existen presas bidedos, para 2 dedos, y monodedo para 1 dedo.

4. Mantén la concentración y una buena posición

En la escalada no solo se necesita de un cuerpo fuerte, también de una mente con gran capacidad de concentración, ya que para subir hasta la meta se requiere de fuerza, determinación y voluntad. Es importante que te mantengas enfocado en tu objetivo mientras escalas, también que tu cuerpo esté en la posición correcta. Lo ideal es que tu cuerpo esté expandido, relajado y con los brazos estirados, de esta manera, no te cansarás rápido y podrás realizar todos los movimientos con fuerza y agilidad. Si tu cuerpo está comprimido y los brazos flexionados, agotarás tu fuerza en poco tiempo.


Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.