El gol de Ronaldo al Compostela

El gol de Ronaldo al Compostela

Escrito por: Javi    3 marzo 2009     2 Comentarios     2 minutos

Era octubre de 1996, cuando un delantero brasileño del Barça llamado Ronaldo robó un balón en el centro del campo, y comenzó un slalom lleno de fuerza, potencia y velocidad. Sorteando piernas rivales y aguantando agarrones y empujones llegó hasta al área, donde batió de disparo raso al guardameta Fernando Peralta. El público que llenaba las gradas del estadio de San Lázaro contemplaba boquiabierto un momento histórico. Bobby Robson se llevaba las manos a la cabeza. Nunca había visto nada igual.

Nike aprovechó la jugada para elaborar un anuncio en el que Ronaldo, su nueva imagen, decía: “Imagínate que le pides a Dios que te convierta en el mejor futbolista del mundo… y que Dios te escucha”. Ese comercial grabado en 1997 fue el principio de la discordia. Siete jugadores de la SD Compostela demandaron a Nike por el uso ilegitimo de su imagen y reclamaron la retirada del anuncio y una indemnización por los daños morales causados.


Tras más de diez años de litigio, los ya ex-jugadores Fabiano, Franck Passi, José Ramón, William, Mauro, Javi Bellido y Chiba Said se van a quedar sin ver un euro puesto que el Tribunal Supremo ha rechazado de forma definitiva la demanda. El TS argumenta que la firma deportiva Nike compró (por más de 5 millones de pesetas) legalmente el derecho de reproducir esas imágenes a la LFP, y que en ningún momento pretende humillar a los jugadores o menoscabar su reputación, sino ensalzar la destreza y habilidad de Ronaldo en una jugada espectacular.

Sin intención de ofender a nadie, quiero recordar desde aquí esa fantástica jugada que se me quedó grabada en la retina. Jamás olvidaré aquel sábado noche del 12 de octubre. Son sólo quince segundos, pero merecen la pena:

Vía | El Mundo


un comentario

  1. De los delanteros que yo he visto jugar, sin duda el mejor!

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.