Michael Rasmussen confiesa haberse dopado durante toda su carrera

Michael Rasmussen confiesa haberse dopado durante toda su carrera

Escrito por: Javi    3 febrero 2013     3 Comentarios     3 minutos

El ciclista danés Michael Rasmussen confesó haberse dopado durante toda su carrera ciclista profesional (12 años). Rasmussen formó parte del CSC de Riis y del equipo Rabobank, que está siendo investigado por la justicia holandesa.

Otro ciclista manchado por el dopaje, Marcus Rasmussen, confesó al igual que Lance Armstrong la triste realidad: que había corrido durante toda su vida incumpliendo las reglas. Lo hizo en una entrevista con mucho menos boato que la entrevista a Lance Armstrong, en la televisión de su país, Dinamarca, y con un matiz mucho más importante: reconoció haberlo hecho durante toda su carrera, desde que llegó hasta que se fue, e incluso cuando no estuvo.

Hasta ahora, la mayoría de ciclistas que han confesado haberse dopado lo hacían enmarcando su época ilegal en una serie de años, salvándose así algún triunfo. Pero Rasmussen no, pues el danés ha confesado doparse durante toda su carrera profesional, durante 12 años nada menos, e incluso antes de dar el salto a las carreteras, cuando se dedicaba a la mountain bike y se había proclamado campeón del mundo en esa disciplina.

De las declaraciones de Rasmussen se puede deducir que pocos ciclistas se salvan del pelotón, agravado entre otras cosas porque los controles antidoping no sirven de mucho. Valga de prueba el propio ciclista danés, que durante 12 años de carrera profesional como ciclista nunca había dado positivo. Porque de aquel Tour de 2007, el que terminó ganando Contador, lo echaron cuando iba líder por unas irregularidades, y no por haber pitado precisamente.

La obsesión por Rasmussen por estar al máximo nivel alcanzó tal nivel que entre 2007 y 2009, cuando no competía por sanción, continuaba con su programa de dopaje y sus entrenamientos, para regresar a la élite por la puerta grande. Cosa que por cierto, no sucedió ya que a su regreso el ciclista danés no encontró ningún equipo importante y acabó en el Cristina Watches, equipo de segunda fila (y de sancionados) del que ahora quiere ser director, cuando le sea posible.

Rasmussen llegó al ciclismo gracias al CSC de Bjarne Riis, el actual director de Contador, y alcanzó sus mayores cotas en el Rabobank. El equipo holandés está siendo investigado, y está más que nunca bajo la sospecha gracias a las declaraciones del ciclista holandés Thomas Dekker afirmando y firmando un documento en el que aseguraba, junto a otros compañeros anónimos, que en el equipo se toleraba y se fomentaba el dopaje. Toda esta movida, y la Operación Puerto, han acabado con la suspensión de Luis León Sánchez, como medida provisional.

Como ven, la cosa está calentita, tanto que Rasmussen no pudo (o no quiso, aunque creamos por una vez en su buena fe) contar nada acerca de lo que se cocía en el equipo Rabobank, ni dar muchos más nombres o datos sobre CSC. Eso se lo ha reservado para la agencia antidopaje de su país y para la AMA, y es que Rasmussen, como todos los que acaban confensando, se ofrece voluntario para limpiar el ciclismo de gente como él, lo que resulta cuanto menos irónico.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.