NBA 2017-2018: previa de la Conferencia Este (División Central)

NBA 2017-2018: previa de la Conferencia Este (División Central)

Escrito por: Javi    14 octubre 2017     Sin comentarios     6 minutos

Conocemos como se presenta la nueva temporada para Bulls, Cavaliers, Bucks, Pacers y Pistons, los equipos de la División Central en la Conferencia Este.

A punto de comenzar una nueva temporada en la NBA, la 2017-2017, vamos a analizar brevemente cómo se presenta el nuevo curso para cada equipo, conferencia a conferencia y división a división. En esta ocasión, nos ponemos con la División Central de la Conferencia Este, compuesta por los Chicago Bulls, los Cleveland Cavaliers, los Detroit Pistons, los Indiana Pacers y los Milwaukee Bucks.

Chicago Bulls

LaVine lidera la nueva generación de jugadores en los Bulls

Rondo y Wade, junto a Jimmy Butler, fueron el último intento de los Chicago Bulls para seguir siendo un equipo de la élite en la Conferencia Este. El intento no salió bien y ninguno de los tres jugadores estará ya esta temporada en la franquicia de Illinois, que finalmente no ha tenido más remedio que optar por una vía que hacía mucho que no se tomaba en una ciudad poco acostumbrada a las derrotas: la de la reconstrucción.

El líder de esa reconstrucción será Zach LaVine. Del acierto y la ambición del escolta dependerá el que los Bulls sean o no uno de los peores equipos de la liga. LaVine, implicado en el traspaso de Butler a Minnesota, no vino solo pues llegaron también a Chicago Kris Dunn, un base que ya va siendo hora demuestre porque fue top 5 en un draft, y un pick que gastaron en el finlandés Markkanen, una de las sensaciones del Eurobasket y en el que los Bulls han depositado grandes esperanzas.

Interesantes será ver qué le depara a Nikola Mirotic. El hispano montenegrino finalmente renovó y parece que Hojberg, con quien nunca se ha entendido muy bien, le va a dar la titularidad. Veremos si Mirotic aprovecha las circunstancias (minutos, cero presión, etcétera …) para relanzar su carrera y quitarse la etiqueta de irregular.

Cleveland Cavaliers

Wade y LeBron juntos de nuevo, ahora en Cleveland

Verano muy movido el que han tenido los Cavaliers, poco habitual en un equipo que ha jugado las tres últimas finales de la NBA (ganando una de ellas) y que todavía conserva a su jugador franquicia: LeBron James. Los cambios comenzaron con la salida del general manager, David Griffin, y continuaron con el traspaso de Kyrie Irving, que no quería continuar como segundo espada y daba por cerrada su etapa en Cleveland.

A cambio de Irving han llegado dos jugadores que apuntan a titulares en este equipo: Jae Crowder, titular en el puesto de ‘4’ con Love haciendo de ‘5’ mientras se recupera Tristan Thompson, e Isaiah Thomas, el hombre que directamente tiene que hacer olvidar a Irving. Eso sí, Thomas no llega en plenitud de facultades, con una lesión de cadera de la que se desconoce su verdadero alcance, hasta el punto de que casi no se da el traspaso por ello.

Mientras vuelve Thomas, las labores de base las hará todo un MVP de la NBA como Derrick Rose (con José Calderón en el banquillo). Rose no es el único ilustre venido a menos que se ha unido a los Cavs, pues Wade finalmente cerró su salida de Chicago para reencontrarse con LeBron, en busca del último anillo.

Detroit Pistons

Avery Bradley es el fichaje estrella de los Pistons para esta temporada

La sensación que dejaron los Pistons el curso pasado fue de cierta decepción. El tercer año del proyecto Van Gundy apuntaba más alto de lo que llegó, entre otras cosas, por el estado físico de Reggie Jackson. Sin el base en pista (o jugando pero nunca al 100%) los de Detroit fueron mucho menos equipo de lo esperado y se quedaron fuera de los playoffs, aunque todos los pronósticos apuntaran a lo contrario.

Este año, en teoría, Jackson tiene que volver a ser el de siempre, aunque al principio jugará con restricción de minutos, y a su lado además estará Avery Bradley, un jugador en último año de contrato que llega de los Boston Celtics (a cambio de Marcus Morris) y que viene a dar un plus en defensa. O sea, que los Pistons mejoran todavía más si cabe en la principal faceta de su juego, faceta en la que todavía tiene mucho que decir el pívot Andre Drummond.

Jugadores como Harris, Tolliver (que regresa), Johnson, Leuer o Galloway (llegado este verano a Detroit) completan una plantilla cuya única baja reseñable ha sido Caldwell-Pope, ahora en Lakers. Mimbres de sobra, y más en esta Conferencia Este, como para jugar playoffs, aunque ahí ya la cosa será otro cantar.

Indiana Pacers

Los Pacers, a sobrevivir sin Paul George

Nate McMillan, en su primer año en Indiana, logró meter a los Pacers en los playoffs. Si bien, en su segunda temporada el reto se antoja mucho más difícil, posible porque al fin y al cabo la octava plaza puede estar barata, pero difícil porque sencillamente los Pacers ya no tienen a su líder, a su jugador franquicia.

La salida de Paul George a Oklahoma City Thunder ha sido la noticia más trascendente del verano para los Pacers. George, líder a ambos lados de la canasta, ha salido prácticamente regalado a cambio de Domantas Sabonis y de Victor Oladipo, un jugador al que le quedan pocas oportunidades más de demostrar que es un digno número dos de un draft. Aparte de estos dos, a los Pacers llegan este año jugadores como Bogdanovic, Joseph o Collison.

Así que, más que en lo que ha venido, las esperanzas de los Pacers están en los que siguen. En gente como Thaddeus Young o como Lance Stephenson, que parece que sólo con la camiseta de Indiana juega a alto nivel, y especialmente en Myles Turner. El pívot fue, por detrás de George, el segundo en importancia en el esquema del equipo, así que ahora le toca tomar la responsabilidad de convertirse en el nuevo jugador franquicia de los Pacers, a pesar de su juventud (21 años).

Milwaukee Bucks

Los Bucks van a por todas en el Este

Los Bucks cambiaron de general manager este verano y la primera decisión que tomó el nuevo, Horst, fue la de no hacer cambios. Así las cosas, en Milwaukee afrontan esta temporada con la misma plantilla que la campaña anterior (siguen 13 jugadores, y eso es mucho decir) pero con una ilusión mucho mayor. Puede sonar presuntuoso, porque llevan más de una década sin pasar de la primera ronda de playoffs, pero estos Bucks van a por todas.

Y es que con Giannis Antetokounmpo en sus filas no hay límites para soñar, porque el griego no parece tener límites en su juego y en su progresión. Haciendo números para MVP, Antetokounmpo decidió finalmente perderse el Eurobasket y descansar para afrontar una nueva temporada en la que tiene que dar más de sí, pues de estos Bucks se espera más. Y como él, el resto de compañeros, tocando madera Kidd para que, de una vez por todas, las lesiones se porten bien con su plantilla.

Una plantilla con Khris Middleton, con un sorprendente rookie del año como Brogdon, con fondo de armario de sobra gracias a Snell, Green (uno de los pocos nuevos) Teletovic, Dellavedova o Terry, y no nos olvidemos de un Jabari Parker que volverá para febrero … Sin duda, éste tiene que ser ya el año de los Milwaukee Bucks.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.