NBA Finals 2011: victoria de Miami Heat en feudo tejano

NBA Finals 2011: victoria de Miami Heat en feudo tejano

Escrito por: Javi    6 junio 2011     Sin comentarios     2 minutos

Miami Heat ganó el tercer partido de las finales de la NBA y coloca la serie 2-1 a su favor. El de esta madrugada fue el primero de los tres partidos consecutivos que se van a jugar ahora en Dallas y en el que no hubo milagro de última hora. Esta vez, Dirk Nowitzky (34 puntos y 11 rebotes) no fue capaz de anotar la canasta decisiva, y sin embargo, Chris Bosh (18 puntos) le devolvió en el otro aro la canasta que le debía, para dejar el marcador en el 86-88 en el que terminó.

Lo cierto es que Miami Heat fue mejor en términos globales que su rival, que volvía a estancarse en ataque. El alero alemán no encontraba mucha ayuda ni entre sus compañeros del quinteto titular ni entre lo que salía de banquillo a la hora de jugar en ataque, cosa que en los Heat no ocurría. Jugando a fogonazos, y con Dwyane Wade (29 puntos y 11 rebotes) rapidísimo y letal en transiciones rápidas, los Heat llegaron a colocarse 15 puntos arriba a mediados del segundo cuarto.


Eso sí, la defensa de Dallas funcionaba a rachas para frenar a Wade, y el equipo tejano hacía constantemente la goma en el marcador. Así, llegó a recortar diferencias para marcharse sólo 5 puntos por debajo al descanso, volvió a ver como los Heat se marchaban tras la reanudación de nuevo por encima de los 10 puntos, pero llegó incluso a ponerse por delante poco después durante el tercer periodo tras un parcial de 14-3. La inspiración de Jason Terry (15 puntos) fue clave en esos minutos.

El último cuarto comenzó Miami con 3 puntos de ventaja y terminó convirtiéndose en un duelo Nowitzky-Wade, que al final ganó Bosh. Tras 12 puntos seguidos del alemán y 7 puntos seguidos del escolta de los Heat, el partido entró en el último minuto con empate a 86 en el marcador. Bosh anotó una canasta por encima de su par, Nowitzky, pero éste en cambio no pudo hacerlo en el otro lado. Los dos últimos ataques de Dallas se saldaron con pérdida de balón y tiro errado por el gran Dirk, que demostró que también es humano.

Miami aprendió la lección esta vez y no se dejó sorprender, especialmente gracias a un jugador que no aporta números pero que sí fue importante en ese último minuto: Udonis Haslem. El pivot de los Heat fue el encargado de defender a Dirk en esas dos últimas jugadas, en lugar de Bosh, y la jugada a Spoelstra le salió redonda. Nowitzky falló y los Miami Heat ganaron el partido, volviendo a ser los favoritos para llevarse el anillo en este año 2011.

Vía | NBA


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.