NBA: los peores Lakers de la historia

NBA: los peores Lakers de la historia

Escrito por: Javi    10 abril 2014     7 Comentarios     2 minutos

En 1958, los Lakers vestían de azul y jugaban en la capital de Minnesota, la región de los grandes lagos, y de ahí el nombre de la franquicia. En 1958, cuando todavía se jugaban 72 partidos de liga regular, los Lakers sumaron 53 derrotas, y desde entonces, el equipo de aquel año estaba considerado como el peor de toda la historia de la franquicia, hasta ahora.

Porque en 2014, ya de púrpura y oro y en Los Angeles, una plantilla de los Lakers ha empeorado ese registro de derrotas. Teniendo en cuenta de la forma que lo ha hecho, superando el récord negativo de derrotas consecutivas o récords también negativos de encajar puntos, no vamos para nada desencaminados si afirmados que estos Lakers son los peores de la historia.

Pararse a analizar todos los motivos que han provocado esta situación es un duro trabajo, pues son tantos que realmente tardaríamos una eternidad en analizarlos todos. A primera vista, uno ve que esta temporada no han contado con Kobe Bryant debido a las lesiones, y que prácticamente no ha habido un partido en el que no tuviera otra baja importante, entre Pau Gasol, Steve Nash o Chris Kaman.

Aparte, la plantilla tenía poca calidad como para hacer frente a estas bajas, y en el banquillo no había nadie con mano firme para guiar esta nave. Y es que no se puede encontrar nada que avale la llegada de Mike D’Antoni a los Lakers. Su estilo no casa con estos Lakers y la prueba es que son la segunda franquicia que más puntos encaja, y un chollo para los anotadores rivales que suelen tener su mejor noche ante ellos.

Lesiones de veteranos, poca calidad de la plantilla, entrenador que no casa con la filosofía … El verdadero problema de los Lakers, en global, ha sido la planificación o más bien la ausencia de la misma. Desde que se ganó el último anillo, hace tan sólo 4 años, el equipo lleva una cuesta abajo impresionante y, lo que es peor, parece que a nadie de las altas esferas le preocupa en exceso esta situación.

A los aficionados, al menos, como consuelo les voy a recordar un dato. Aquellos Lakers de 1958 tuvieron la fortuna de elegir al número 1 del draft, y encontraron a uno de los mejores jugadores de la historia, Elgin Baylor. Quien sabe si ahora, en 2014, la historia se repite como entonces, la fortuna sonríe de nuevo a los Lakers y comenzará una nueva era para la franquicia.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.