US Open 2011: Novak Djokovic derrota a Rafa Nadal y se hace con el título

US Open 2011: Novak Djokovic derrota a Rafa Nadal y se hace con el título

Escrito por: Fernando    13 septiembre 2011     7 Comentarios     4 minutos

Genial, increíble, magnifico, superlativo, de otro planeta…Estos y muchos adjetivos podrían ser usados para describir la final del US Open 2011. Los mismos adjetivos y probablemente alguno más sirven para describir la temporada de su vencedor, Novak Djokovic, que también se ha hecho con el título en Flushing Meadows derrotando a Rafa Nadal por 6-2, 6-4, 6-7 y 6-1 después de más de cuatro horas de juego.

Djokovic y Nadal nos han dejado un partido espectacular, digno de volver a ver en vídeo por los muchos kilates de tenis que han derrochado sobre la pista. El choque atravesó varias fases, con un Nadal que comenzó bien pero que se diluyó perdiendo los dos primeros sets. Sin embargo, reaccionó en el tercer set que fue de tal calidad que quizás entre en los anales de la historia del tenis como uno de los mejores. Nadal fue capaz de ganarlo y parecía posible la remontada pero Djokovic lo impidió y ganó al español su sexta final de la temporada.

Rafa Nadal hizo una entrada en el partido muy prometedora. El número 2 de la ATP controló el ritmo del juego con bolas altas cuando tenía que defenderse y evitando que Djokovic entrara en juego con su revés. Con ese patrón, el español se anotó su saque y obtuvo dos bolas de rotura sobre el de Djokovic. Aunque el serbio las salvó con golpes profundos, Nadal forzó una tercera que ponía el 2-0 en el marcador.

A partir del 2-0, el partido cambió. Djokovic comenzó a mostrarse mucho más agresivo mientras que el servicio de Nadal dejó de hacer daño. Ambos tenistas intercambiaron puntos interminables pero Djokovic ganó tres juegos seguidos para remontar y ponerse con 3-2. El atasco de Nadal no paró ahí porque al español no le salían las cosas e incluso llegó a enfadarse con el árbitro por un par de bolas dudosas y acabó perdiendo 6 juegos de forma consecutiva que daban el primer set a Djokovic.

El segundo set comenzó siguiendo exactamente el mismo patrón que el primero con un Nadal que conseguía ganar el primer juego y romper el saque del serbio en el segundo con una gran derecha. El tercer juego de este set fue un auténtico suplicio para ambos jugadores que pelearon durante más de 15 minutos a sabiendas de la importancia de lo que había en juego. Al final, Nadal se lo concedió a Djokovic de la forma más inexplicable: fallando un smash sencillo cerca de la red.

El serbio volvió a animarse entonces y ayudado por una doble falta de Nadal volvió a ponerse con 3-2 que sería 4-2 tras ganar su servicio. A Nadal se le estaba marchando el set pero devolvió una rotura al serbio con un passing paralelo simplemente espectacular. Con el 4-4 en el marcador Nadal podía haber jugado más cómodo pero siguió arriesgando en busca de las líneas, una táctica que no le salió bien porque volvió a ceder su saque y, poco después, el set.

Si en las dos primeras mangas el nivel de tenis que nos dejaron ambos tenistas fue espectacular, en la tercera alcanzó el grado de superlativo. Sería imposible contar en esta crónica la gran cantidad de intercambios brutales que nos dejaron los dos mejores del ranking ATP en un set que merece la pena ver en vídeo muchas veces.

Djokovic comenzó mandando en esa manga y tras intecambios de break y contrabreak se plantó con 6-5 en el marcador y la opción de cerrar el partido con su saque. Los nervios pasaron algo de factura al serbio que además se encontró con un Nadal que tiró de heroica para poner el 6-6 y mandar la manga al tie break. Allí, el manacorí fue mejor, se puso rapidamente con 5-1 y mandó el partido a un cuarto set de futuro incierto ya que el español venía con fuerza desde atrás y Djokovic parecía tener problemas de espalda.

A pesar de ellos, el serbio ganó el primer juego antes de pedir la asistencia médica. Muchas veces hemos visto a Djokovic hacer gestos y pedir el tiempo médico, ¿verdad o no esta vez? Pues lo cierto es que salió del cambio como un ciclón, rompió el saque de Rafa y se puso con 3-0 arriba. Además, el español también empezó a acusar el cansancio y pronto se vió con 5-1 abajo después de acusar problemas en los isquiotibialess de su pierna izquierda.

Creer en una remontada con ese marcador ya parecía imposible y más cuando Djokovic se puso con 30-0. Nadal nunca tira un partido y aún forzó el 30-30 pero Djokovic quería su primer US Open y lo consiguió tras una derecha abierta que le daba el título y añadía una gesta más a una temproada que probablemente sea irrepetible.

Vía | US Open


3 comentarios

  1. Cuando se tiró al suelo a celebrarlo no le dolía la espalda. Juega mucho con la moral del adversario Djokovic, Gran tenista y mejor actor.

  2. Fernando dice:

    Pues sí, ya le hemos visto unas cuantas de estas entre dolores varios, lentillas problemáticas, etc. etc. Supongo que algo le dolería y usó el reglamento para pedir el tiempo medico, parar un poquito tras el tercer set y demás pero con lo conocido que es esto no tenía que haber afectado a Nadal que se le fue el set en un momento. En cualquier caso, se marcó un partidazo y está en un nivel de confianza tan alto que le sale todo.

  3. En tenis la moral es muy importante y cuando un tío la está cogiendo no lo pueden parar con “supuestas estratagemas”.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.