11 abril 2017 Otros

Consejos para minimizar las agujetas
A la hora de realizar ejercicio, sobre todo si llevamos un tiempo de inactividad o somos principiantes, puede que surjan pequeñas lesiones o dolores muy molestos. Uno de los ejemplos más claros de esto que os cuento son las fastidiosas agujetas.

Las agujetas no son el mejor compañero de viaje, y pueden hacer que nos arrepintamos, y mucho, de haber entrenado. No obstante, y es cierto que evitarlas al cien por cien es muy complicado, cabe las posibilidad de minimizar su intensidad en cierta medida. Para ello, podemos poner en práctica los siguientes consejos:

Graduar la intensidad del ejercicio es clave para intentar prevenir efectos negativos en nuestro desarrollo muscular. Es muy importante que adecuemos la actividad, sea del tipo que sea, a nuestra capacidad y condición física. No hay que caer en excesos y sobreesfuerzos que pueden tener consecuencias catastróficas. Hablo, por ejemplo, de realizar un entrenamiento de fuerza utilizando cargas externas que las que no solemos trabajar habitualmente y que superan por mucho a los pesos correspondientes para nuestro nivel.

Seguir un plan de entrenamiento rutinario también ha de convertirse en algo esencial para combatir las agujetas. No es aconsejable, para nada, obrar cambios bruscos en nuestro plan de entrenamiento, sobre todo si estos suponen una carga física más elevada. Recordad que las rutinas tienen que estar estructuradas de forma progresiva y no escalonada. Si no es así, y la evolución no será correcta y puede provocar que día a día, acabemos nuestro entrenamiento realmente exhaustos y premiados con una más que posible dosis de agujetas venideras.

La alimentación, como ocurre en todos los aspectos de nuestra vida y no solo en el ámbito del ejercicio físico y del deporte, es primordial. Si consumimos alimentos ricos en proteínas, omega 3 y magnesio, todos ellos agentes que propician la recuperación y regeneración muscular, conseguiremos que nuestros músculos no sufran en demasía y estén listos cuanto antes para seguir entrenando cuanto antes.

No dudes, si pones en marcha todos estos consejos a la hora de realizar ejercicio físico o cualquier actividad deportiva, puede que no tengamos que hacer frente a unas agujetas agresivas.

Foto| Online Personal Traiener

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *