30 septiembre 2012 Fútbol

Cesc y Medel fueron protagonistas en el Sevilla - Barça

Después de ganarle por 1-0 al Real Madrid, el Sevilla quería colgarse el cartel de matagigantes ganando al Barcelona en el mismo escenario, el Ramón Sánchez Pizjuán. Y durante casi una hora de partido, la mayoría de las crónicas sobre el partido a buen seguro lucirían esta palabra en los titulares, una palabra en desuso desde hace varios años cuando las diferencias entre Barcelona y Real Madrid y el resto se convirtieron en enormes.

Pero al final al Sevilla no sólo se le escapó la victoria cuando ganaba 2-0, sino que también se le escapó la posibilidad de haber sumado un punto. El Barça empató con dos goles de Cesc Fábregas y terminó llevándose el partido con un gol de David Villa en el tiempo de descuento. Por supuesto, cuando hay un grande de por medio, no faltó la polémica, y hay que señalar que el arbitraje de Mateu Lahoz no fue bueno para nadie, aunque la peor parte se la llevaron los andaluces.

Durante los primeros minutos, el Barcelona obligó a trabajar a Palop, rompiendo la defensa sevillista con jugadas rápidas y muy precisas. Era la única forma de romper la telaraña del equipo de Michel, con los 10 jugadores de campo trabajando con mucha intensidad y muy entregados en el esfuerzo. La premisa sevillista era la misma que ante el Real Madrid, y conforme pasaban los minutos, mejor se iban sintiendo en el campo.

A los 25 minutos, una contra sevillista acabó en el primer gol del partido, anotado por Trochowski. Mal la defensa azulgrana en esa jugada, el gol le sentó fatal al equipo de Vilanova que no volvería a enganchar las mismas jugadas que durante los primeros minutos. Tampoco le sentó nada bien el descanso al Barça porque a los dos minutos de la reanudación Negredo marcaba el 2-0. Busquets no fallaba antes ese pase que originó la contra de ese segundo tanto.

Ese segundo gol no pareció afectar tanto al Barcelona porque acto seguido pondría cerco a la portería de Palop, primero con un disparo de Pedro que salvó Botía bajo palos y luego con el gol de Cesc. Nada pudo hacer el meta valenciano para atajar el seco disparo del ‘4’ azulgrana. Cesc volvería a ser protagonista en una jugada que se antoja clave, la expulsión de Medel. Se equivoca el chileno en buscar a Cesc, se equivoca el español por fingir, y se equivoca Mateu con la tarjeta roja. Y no es que quiera dejar a todos contentos, es que eso es le que se vio.

En inferioridad, con mucho cansancio acumulado, y ante un Barça con todo en el campo tras la entrada de Tello, Thiago y Villa, el Sevilla resistió casi heróicamente hasta el minuto 88 cuando Cesc hacía el gol del empate tras un gran pase de Messi. Otra vez la polémica se torna protagonista pues la jugada comienza con una mano de Thiago que o bien el árbitro no vio o bien consideró involuntaria. Michel acabó expulsado tras esa acción.

El mismo hueco que sólo vio Messi para asistir a Cesc en el segundo gol lo volvió a encontrar para plantar a Villa mano a mano frente a Palop, y el Guaje no falló. El 2-3 llegaba en el descuento y desataba la euforia en la parroquia azulgrana, que volvía a conseguir otra victoria muy trabajada como ante el Granada. Y así, con mejores números que juego, el Barça sigue haciendo pleno y suma 18 puntos en la tabla clasificatoria que liderará una semana más.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Liga Española 2012/13 1ª División: resultados y clasificaciones de la Jornada 6 2 octubre 2012
  2. El temperamento de Spahic, un problema para el Sevilla 4 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *