Por qué es bueno tener una cinta de correr en casa

Por qué es bueno tener una cinta de correr en casa

Escrito por: Jaime Lopez    14 noviembre 2019     4 minutos

El entrenamiento en casa tiene mayores ventajas que inconvenientes, aunque es importante tener todo en cuenta a la hora de adquirir una cinta de correr.

Aunque es bien cierto que una gran parte de la población apuesta por un estilo de vida sano y saludable, también es cierto que a veces mantener la constancia y la regularidad a la hora de hacer ejercicio físico puede resultar algo complicado. Ya se trate de ir al gimnasio o hacer una rutina de ejercicio por nuestra propia cuenta, como correr en casa, son actividades que la mayoría iniciamos con gran interés pero que paulatinamente solemos ir dejando un poco de lado.

Cuando asistimos a un gimnasio, la falta de tiempo, la limitación de horarios, la pereza, la cuota mensual o la masificación de este tipo de instalaciones, suelen ser los detonantes para que lo abandonemos, con lo que en gran medida, estamos renunciando a mantener un buen estado físico y de salud. En cambio, cuando el ejercicio lo realizamos en casa, tenemos unas ventajas adicionales que difícilmente pueden verse superadas por ninguna instalación deportiva. Si eres amante del running y careces de tiempo, correr en casa puede ser la solución perfecta para mantener un óptimo estado físico.

Lógicamente, para correr en casa es necesario contar con la herramienta necesaria: la cinta de correr. Puedes plantearte que su adquisición supone una gran inversión y que a lo mejor no merece la pena. Para ayudarte a deliberar, en este post vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de este instrumento deportivo y qué debes de tener en cuenta si te decides a comprarla para tus entrenamientos diarios.

Ventajas e inconvenientes de los entrenamientos en cinta

Cinta Correr Casa

Con tantos partidarios como detractores, no podemos obviar que las cintas de correr son herramientas perfectas para realizar ejercicios en los que son necesarios adaptar la velocidad y controlar el ritmo cardiaco. Aunque estas particularidades nos permite realizar entrenamientos progresivos, también tiene sus inconvenientes.

Ventajas

  • Permite el entrenamiento diario en cualquier época del año con lo que el clima no se convertirá en una excusa a la hora de realizar tu rutina deportiva.
  • No necesitarás desplazarte para correr o caminar, lo que significa que ahorrarás tiempo. También hay que tener en cuenta la comodidad de hacer el ejercicio en casa y la posibilidad de adaptarlo a tus propios horarios
  • Puede ser la forma perfecta de iniciarte en la práctica del running. Para los más veteranos, puede ser una buena manera de mejorar la técnica de zancada
  • Podrás elegir tu propio ritmo de entrenamiento hasta alcanzar la velocidad máxima. También podrás optar por diferentes tipos de inclinaciones para hacer tus entrenamientos más exigentes.
  • Al carecer de distracciones podrás concentrarte más en tu técnica de carrera y mejorar aspectos como la postura, apoyos, colocación de los brazos y la respiración.

Inconvenientes

  • El precio puede ser el mayor inconveniente, aunque existen en el mercado variedad de cintas de correr baratas sin tantas opciones como las más premium. Aunque si piensas en que el dinero que dejas de pagar por la membresía y por la cuota mensual de un gimnasio lo destinas a la amortización de una cinta de correr, la idea de adquirirla puede resultar atractiva.
  • El espacio que ocupa también suele ser un inconveniente, aunque hay que señalar que muchos modelos son plegables con lo que este problema se minimiza considerablemente.
  • Necesitarás mayor hidratación ya que al realizar el ejercicio en un espacio cerrado el exceso de sudor puede ocasionar deshidratación.
  • Al no existir estímulos visuales es posible que el entrenamiento resulte algo aburrido y monótono. Esto se puede revertir usando una música motivadora o viendo en la tele tu programa favorito.

Aspectos que hay que considerar al comprar una cinta de correr

No conviene que tomes una decisión a la ligera y compres la máquina de correr más barata que encuentres. Para que la elección sea acertada debes de tener en cuenta aspectos como:

  • Potencia: la potencia del motor debe de ser capaz de superar tu peso y a la vez debe alcanzar la velocidad que se adapte a tus objetivos.
  • Velocidad máxima: Es importante que te fijes bien en este punto. Las cintas baratas suelen ofrecer una potencia y una velocidad máxima muy por debajo de lo deseado. Para corredores principiantes una cinta que alcance los 12 km/h es más que suficiente. Para un entrenamiento más profesional, se recomienda una cinta que alcance una velocidad de 16 km/h
  • Grado de inclinación: Ayuda a aumentar la intensidad del esfuerzo del entrenamiento y lo normal es que puedas elegir entre el 7, 10, 12, y el 15%
  • Amortiguación: Estos sistemas son las que van a proteger tus articulaciones ya que son los que permiten que el impacto de la zancada sea menor.
  • Tamaño y superficie: Debe de ir en función de tu propia altura. Lo ideal para un corredor alto es una cinta de al menos 46 x 130 cm. Para estaturas inferiores es suficiente una cinta de 42 x 127 cm.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.