NBA All Star 2012: Jeremy Evans gana el concurso de mates más flojo en mucho tiempo

NBA All Star 2012: Jeremy Evans gana el concurso de mates más flojo en mucho tiempo

Escrito por: Javi    26 febrero 2012     4 Comentarios     3 minutos

Jeremy Evans, de los Utah Jazz, ganó un concurso de mates que para muchos ha sido el peor de la historia de los All Star de la NBA.

Llegó a última hora, en sustitución del lesionado Iman Shumpert, y sin tiempo a preparar nada y prácticamente improvisando, el alero de los Utah Jazz Jeremy Evans se convirtió en el ganador del concurso de mates del All Star de 2012, que en su nuevo formato no tuvo ni final ni jurado. Evans se llevó el 29% de los votos populares, que se hicieron principalmente vía Twitter.

Pero el plato fuerte de la noche, después de los concursos de tiro, habilidades y triples, dejó un sabor bastante flojo. Ya de por sí el concurso no levantaba muchas expectación con la nómina de participantes, pero que es los cuatro participantes estuvieron por debajo de las pocas expectativas que habían puestas en ellos. Fue tan bajo el nivel que, la verdad, se antojaba muy complicado elegir un ganador y cualquiera que lo hubiese sido hubiera recibido lo mismo que Evans, abucheos por parte del público.


A favor de Evans hay que decir que realizó el mejor mate de la noche, un mate con dos balones saltando al pasador, que esperaba en una silla, y en sólo 2 intentos. Pero también realizó dos mates muy pero que muy flojos, uno en el que homenajeó a Malone saltando a alguien disfrazado de cartero que apenas levantaba altura del suelo, y el primero que simplemente es inclasificable.

El concurso de Chase Budinger, que fue el segundo clasificado por cierto, fue más flojo aún. En su primer mate, saltó por encima de Puff Duddy, que no es Yao Ming precisamente. El segundo fue el mejor, un mate estilo Tomahawk en el alcanzó mucho altura, mientras que en el tercero imitó a Cedric Ceballos con la venda en los ojos, aunque se vio claramente que algo veía porque si no no lo habría finalizado como lo hizo.

Paul George, de los Pacers, fue el hombre del quiero y no puedo. En uno saltó a su compañero Roy Hibbert, después de varios intentos, y en otro hizo un mate pegando una pegatina en el tablero, pero gastó los dos minutos y llenó el tablero de pegatinas con la cara de Larry Bird, su jefe. Así, el mejor mate de George fue uno que hizo a oscuras, y que por tanto, no pudimos apreciar en su plenitud.

Y por último, estuvo Derrick Williams que tras un primer mate algo flojo, saltando por encima de una motocicleta, realizó un segundo mate espectacular, recogiendo un pase de Rubio al tablero y haciendo un 360º. El tercero pintaba a gran mate, pero no fue capaz de ejecutarlo pese a intentarlo de mil formas distintas, así que una vez gastado sus 2 minutos hizo un mate simple y sanseacabó.

Así pues y ante esta tesitura, como decía anteriormente, la verdad es que resulta difícil elegir un ganador. Para mí, entre Evans o Williams hubiera sido lo justo porque al fin y al cabo, hicieron los dos únicos mates potables de un concurso que no pasará a la historia y que si lo hace será para ser recordado como el peor concurso de mates de la historia de la NBA.


un comentario

  1. Fernando dice:

    Que bien has descrito el concurso, completamente de acuerdo. Salvo un par de mates, no hay nada que salvar, han estado fríos, sin ideas ni creatividad…cierto es que cuesta innovar pero para el año próximo más vale que la NBA convenza a algún crack para ir porque esto va en decadencia…

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.