Playoffs de ascenso a 1ª División: el Granada se clasifica para la final tras la tanda de penaltis

Playoffs de ascenso a 1ª División: el Granada se clasifica para la final tras la tanda de penaltis

Escrito por: Javi    12 junio 2011     5 Comentarios     3 minutos

Si en el partido de ida, nos quejamos de el excesivo conservadurismo que mostraron Celta y Granada, hoy sin embargo nos tenemos que quitar el sombrero ante estos dos equipos. Si además, hicimos especial hincapié en el planteamiento muy defensivo del Granada, hoy hay que alabar el fútbol ofensivo que ha puesto sobre el césped de Los Cármenes. Al final, los penaltis fueron el juez siempre cruel que declinó la balanza hacia el lado local, por lo que el Granada jugará la final de los playoffs de ascenso a Primera División.

Si bien es cierto que a los puntos, el Granada hubiera resultado ganador sobre un Celta que en la primera mitad salió bastante replegado. Avisó Orellana con un disparo al larguero, y sería el chileno quien anotara el único tanto del partido en el minuto 20 de juego, tras un centro de Dani Benítez, una puñal por banda y una pesadilla para la defensa céltica. Los vigueses sólo se asomaron una vez por el área de Roberto, en la que el meta del equipo andaluz se empleó a fondo para desviar un buen chut de Ábalo.


Paco Herrera cambió su dibujo tras el descanso, pero el guión no cambió. El Granada aprovechó los espacios y bien por Dani Benítez, bien por Collantes, entraba por los costados con mucha facilidad. El meta Yoel, que estuvo a protagonizar la cantada del año en una mala salida, salvó dos disparos en los que Los Cármenes ya cantaba gol. Minutos después, llegó la jugada del primer penalty a favor del Granada, y del primer fallo de Dani Benítez, que lo lanzó al palo.

El Granada acusó el golpe y el Celta comenzó a sacudirse el dominio. Con la entrada de Álex y de Trashorras, los vigueses comenzaron a controlar el juego y se hicieron dueños de la posesión. Iago Aspas tuvo la oportunidad de la noche para el Celta, pero Roberto se la sacó con el pie. El partido parecía destinado a la prórroga, y así lo quiso también el palo, que se interpuso para evitar que el remate de Orellana acabara en gol en la última ocasión de los 90 minutos reglamentarios.

Comenzó mal la prórroga para el Celta, pues se señaló un penalty discutible de Roberto Lago, que acabaría expulsado antes del final, en su contra. En su segunda oportunidad, Dani Benítez veía como Yoel le adinaba el disparo y lo atajaba. El hombre del tiempo extra, aparte de Yoel, fue Trashorras. El ’10’ del Celta tuvo el destino de su equipo en sus botas, y en las dos, se le atravesó el larguero, primero con un tiro de falta, y después con un disparo a lo Nayim. Era tal la tensión, que hasta el colegiado se equivocó y pito el final antes, aunque luego rectificó.

Cuando 120 minutos no deciden nada, son los penaltis los que mandan. El punto fatídico fue fatídico para Carlos Calvo, que falló para el Granada, pero más fatídico aún para Michu, que falló el lanzamiento que hubiera supuesto la victoria celtiña. Del infierno al cielo hay sólo un pasito, y ese paso se dio gracias a Roberto. El meta del Granada tomó la responsabilidad de comenzar la muerte súbita y marcó con algo de suerte, para después parar el lanzamiento de David Catalá y finiquitar la partida.

Estallido de júbilo en Los Cármenes y también en toda Granada, una ciudad que no ve fútbol de Primera División desde hace más de 30 años. Mientras los franjirrojos mantienen vivo el sueño del ascenso, el Celta de Vigo se marchará a casa muy cabibazjo, no sólo por cómo han perdido hoy, sino por cómo perdieron durante la temporada regular la oportunidad de pelear por el ascenso directo, después de ser durante algunas jornadas líder de la Liga Adelante.


un comentario

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.