Roland Garros 2014: previa y horario de la final Rafa Nadal-Novak Djokovic

Roland Garros 2014: previa y horario de la final Rafa Nadal-Novak Djokovic

Escrito por: Fernando    7 junio 2014     Comentario     4 minutos

Este domingo Roland Garros alcanza su momento cumbre con la disputa de la gran final masculina. En ella se volverán a ver las caras los dos mejores tenistas del momento, Rafa Nadal y Novak Djokovic, en una nueva edición del gran clásico de los últimos años en el mundo del tenis. En categoría femenina el título fue para Maria Sharapova que ganó una gran final a Simona Halep.

En 41 ocasiones se han enfrentado ya Nadal y Djokovic que el domingo pelearán no solo por el título en Roland Garros sino también por el número 1 del ranking que será para el ganador del partido. El duelo se disputará a partir de las 15:00 horas en París, misma hora en España, donde el partido se podrá seguir a través de Eurosport y también en abierto en Discovery Max.

Rafa Nadal había despertado dudas en la gira de tierra batida previa a Roland Garros pero su juego ha crecido cuando se ha vuelto a reencontrar sobre el polvo de ladrillo parisino. Las derrotas en Barelona y Montecarlo y la victoria en Madrid ante un lesionado Nishikori hicieron crecer las dudas en la cabeza del jugador mallorquín que con trabajo ha sabido reponerse a una pequeña crisis que parecía de tipo mental más allá de que sigue con problemas en la espalda que le impiden sacar tan fuerte como le gustaría:

He mejorado por la exigencia mental del día a día, por saber que tengo que ir a mejor, por saber que con lo que hacía no bastaba. He mejorado por la ilusión de encontrar todas esas cosas que buscaba, por sentir que en cada torneo mejoraba, y porque cuando uno siente que va dando pasos adelante, semana a semana, mentalmente está más positivo y abierto a ver que hay una salida, un paso a mejor, como ha sido el cas

Estoy entrenándome mejor que en mucho tiempo. Cuando ocurre eso, normalmente soy capaz de jugar con la decisión y la intensidad adecuadas. El partido que queda es especial. Es el rival más difícil posible. Pero siendo realistas, esta es la forma de llegar a la final. He dado un salto importante de nivel

Como consecuencia de esa mejoría el español se planta en la final con menos de 12 horas de juego en sus piernas y tras superar con mucha solvencia a dos jugadores de tanto nivel como Ferrer en cuartos y Murray en semifinales. Eso sí, queda lo más difícil, un Novak Djokovic que sueña con alzar el título en París, el único grande que no ha conquistado, algo que sería especial si además lo hiciera ante el rey parisino y con el premio extra de recuperar el número 1.

Djokovic tampoco ha tenido excesivos problemas para alcanzar la final. En semifinales ante Gulbis tuvo un pequeño bajón físico que le costó el tercer set pero reaccionó y sacó el partido adelante sin problemas. El serbio ya sabe lo que es ganar a Nadal en alguno de sus templos como el de Montecarlo y además llega con moral alta tras derrotarle en las finales de Miami y Roma de esta misma temporada.

Sé que esta es la pista en la que él es más dominante, que solo ha perdido una vez en su carrera y que aquí alcanza su máximo nivel. Sé lo que tengo que hacer para ganar. Sé que es más fácil decirlo que hacerlo, pero haberle ganado los últimos partidos me da confianza. No es invencible

comentaba Djokovic que, como Nadal, intentará jugar de forma agresiva para incomodar a su rival e intentar evitar las bolas que pican hacia arriba del mallorquín que hacen bastante daño en esta pista.

Rafa-Nadal-Novak-Djokovic

Como os decíamos el duelo se ha repetido ya en 41 ocasiones con 22 victorias para Rafa y 19 para Nole. Eso sí, el español ha perdido los últimos cuatro duelos incluido uno sobre arcilla en la final de Roma. En París los dos tenistas se han enfrentado en 5 ocasiones y en las 5 ha ganado Nadal.

¿Qué pensáis que ocurrirá esta vez? ¿Quién es vuestro favorito?


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.