Tour de Francia de 1998, el de la vergüenza, el que nunca se debió correr

Tour de Francia de 1998, el de la vergüenza, el que nunca se debió correr

Escrito por: Javi    24 julio 2013     9 Comentarios     2 minutos

En 1998 estallaba el escándalo: el médico del equipo Festina era detenido y en el registro de su coche se encontró una gran cantidad de sustancias dopantes, y prohibidas en el país francés. En medio del Tour de Francia, la policía francesa acometió registros en los hoteles y los coches de los equipos, y llevó a cabo detenciones de ciclistas, masajistas, etcétera … que dejó imágenes increíbles y noticias más sorprendentes aún.

El equipo Festina abandonó, y no fue el único. Otros equipos, entre ellos los cuatro españoles que participaban, también recogieron y se volvieron para casa, muchos ciclistas también abandonan de forma extraña, hubo plantes durante varias etapas … En fin, un Tour vergonzoso que nunca debió seguir adelante, pero que siguió por insistencia de la organización, que negoció algunas condiciones ventajosas para con los corredores.

Ahora, aquel Tour de 1998 vuelve a ser noticia. Hace algunos días, la justicia francesa reveló que algunas de las muestras que se recogieron durante aquel Tour fueron analizadas años más tarde, con métodos más avanzados que sí detectaban la EPO. El nombre de Laurent Jalabert fue el primero en salir a la palestra, y se anució que para después del Tour 2013 se iban a conocer el resto.

Así es como tenemos entre manos una lista con más de 30 ciclistas que no dieron positivo en la carrera pero que sí corrían con EPO en su sangre, confirmado por los controles realizados siete años más tarde o con alta sospecha de que así sea. Una lista que es sólo una pequeña muestra, pero que dada la cantidad puede valer como buena prueba de que por entonces en el pelotón nadie corría limpio.

El podio final de aquella carrera, Marco Pantani, Jan Ullrich y Bobby Julich, aparece en esa lista. También aparecen ciclistas españoles como Abraham Olano, que en 1998 fue campeón de la Vuelta a España y campeón del mundo, Manolo Beltrán o Marcos Serrano. Aparecen esprinters como Erik Zabel, maillot verde, o Mario Cipollini. Es decir, ciclistas de todos los equipos, de todas las nacionalidades, y con distintos objetivos, desde los líderes hasta los gregarios.

Lo peor de todo no es saber todo esto ahora, pues era algo bastante presumible. Lo peor es que muchos de estos ciclistas que antes comulgaban con estas prácticas siguen hoy ligados al ciclismo en mayor o menor medida: Julich estaba en Sky, Zabel está en Katusha, Olano es director de la Vuelta, O’Grady, que por cierto ha confesado, corrió este último Tour que ha sido su última carrera como profesional …

Siendo así: ¿cómo podemos pues creer en que el ciclismo ha cambiado si los que siguen ahí son los que mancharon el nombre de este deporte durante tantos años atrás?


2 comentarios

  1. Fernando dice:

    Vergonzoso, dan ganas de demandarlos a todos, cada vez más claro que durante años solo veíamos un fraude. ¿Se puede consultar la lista completa de los 30?

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.