La LFP amenaza con una “huelga de la vergüenza”

La LFP amenaza con una “huelga de la vergüenza”

Escrito por: Adrián Cabanas    6 noviembre 2009     2 Comentarios     4 minutos

Tras el reciente anuncio del gobierno de derogar la popularmente conocida como Ley Beckham, consistente en que los extranjeros que tributasen más de 600.000€ de ganancias anuales pagasen tan solo un 24% de impuestos en lugar del 43% que pagan los españoles, la LFP (Liga de Fútbol Profesional) amenaza con ir a la huelga, con lo que la liga española podría paralizarse durante varias jornadas.

El argumento que la liga esgrime es que nuestro país puede perder el atractivo que, en forma de mejores sueldos, esta ley suponía para los futbolistas extranjeros que preferían venir a la liga española al poder conseguir un mayor beneficio de sus salarios.


En palabras de José Luis Astiazarán, presidente de la LFP:

Muchos de ellos (los jugadores extranjeros) no querrán venir por la agresividad fiscal … El 2 de enero se abre el plazo de fichajes para los equipos y los jugadores que están en vías de ser contratados verán modificadas las propuestas y posiblemente muchos de ellos no querrán venir a España porque la fiscalidad será mucho más agresiva

Ante este supuesto panorama es que la LFP amenaza con ir a la huelga, encabezada por los grandes de nuestra liga. Sin embargo, ¿cuánto hay de verdad en esta supuesta hecatombe que anuncia Astiazarán?

En Inglaterra, el Gobierno británico anunció hace unos meses una subida de impuestos, a partir de abril del 2010, del 40% al 50% a aquellas rentas anuales superiores a las 150.000 libras (menos de 200.000€). Nuestros futbolistas pagarán menos impuestos que los futbolistas de la Premier, y, además, sólo lo harán aquellos con rentas superiores a los 600.000€ al año. Y en el resto de grandes ligas la situación tributaria es muy similar.

También anuncia el señor Astiazarán que esta subida de impuestos supondrá un aumento en el gasto de los clubes españoles de más de 100 millones de euros, pero una vez más la realidad añade nuesvos matices, ya que esta medida no será retroactiva, con lo que no se aplicará a los futbolistas que ya están fichados, sino sólo a los que sean contratados a partir del 1 de enero del 2010. Los clubes sólo gastarán de más lo que los propios clubes decidan pagar a partir de enero.

No vamos a quedar en desventaja con nadie, simplemente nos vamos a igualar con el resto de ligas. ¿Es eso algo de lo que quejarse? ¿No protestaríamos nosotros de ser los ingleses los que se llevasen a los cracks por tener una ventaja fiscal?

Con toda honestidad, ¿cuántos clubes de nuestra liga hay que puedan pagar sueldos superiores a los 600.000€? ¿Cuántos clubes en España pueden presumir de tener a más de 5 jugadores que cobren por encima de los 600.000€ quitando a los 6 más poderosos? ¿Y cuántos de esos futbolistas serían extranjeros? Preguntemos a los aficionados de Tenerife, Xerez o Racing. O, si queremos mirar más alto, preguntemos a los seguidores de Deportivo, Zaragoza o Espanyol.

La realidad es que son unos pocos los clubes afectados por esta medida y casualmente son los más poderosos. No sorprende entonces que, según Marca, sean ellos quienes pretenden encabezar la huelga. ¿Pero qué motivos tienen los más ricos para protestar? Aquellos que ganan del orden de 60, 150 o más millones de euros al año sólo en sus contratos televisivos, son y seguirán siendo los únicos que podrán permitirse el fichaje de esta categoría de cracks extranjeros.

Quizá la LFP y la FEF deberían centrarse en trabajar en otros factores más importantes, como en el por qué de la diferencia entre los ingresos televisivos que perciben los clubes en Inglaterra, donde el fútbol es negocio para todos e incluso en Segunda se gana dinero, y los que perciben los clubes en España, donde salvo para 4 o 5 clubes, el fútbol es un negocio ruinoso.

Puede que la LFP debiera mostrar más sensibilidad en una situación de crisis económica en la que hasta 4 millones de españoles luchan por conseguir un trabajo porque a muchos nos cuesta mucho entender su postura. Incluso la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) ha manifestado su acuerdo con la medida del Gobierno, algo lógico ya que, hasta ahora, a un club le salía más barato fichar a un crack extranjero que a uno español pagándole el mismo sueldo.

Hoy mismo los clubes se están reuniendo para decidir si, finalmente, habrá parón. Esperemos que se imponga el sentido común.


un comentario

  1. Xavi dice:

    No hay quien comprenda esta huelga, ni desde el punto de vista de un trabajador y mucho menos cuando todos los futbolistas españoles están de acuerdo en eso.

    El límite salarial en el Xerez es de 500 mil euros, así que aquí no le afecta el tema a nadie.

Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.