9 agosto 2012 Atletismo, Juegos Olímpicos

Aunque la presencia de Usain Bolt acapara miles de flashes y casi eclipsa al resto de atletas en el estadio, no podemos dejar de contar la gran gesta conseguida por David Rudisha, otro genio del atletismo como Bolt aunque no tan mediático como el jamaicano y que en Londres se ha convertido en el primer atleta capaz de rebajar un récord del mundo a la vez que se hacía con el oro en la final de los 800 metros lisos.

Rudisha se ha ganado por méritos propios el título de mejor ochocientista de la historia y acumula los títulos de campeón mundial, olímpico y recordman mundial. Además, puede presumir de haber cambiado la forma en la que se corren unos 800 metros e incluso de hacer mejor a todos sus rivales porque su potencia le hace tirar de ellos haciendo a la mayoría mejorar sus marcas personales tal y como ha ocurrido en la carrera londinense donde 7 de los 8 atletas consiguieron marca personal convirtiendo la final en la más rápida de la historia.

Y es que hasta la incursión de Rudisha los 800 metros eran una prueba donde había táctica y en la que los atletas podían pasar relativamente lentos en la primera vuelta para después buscar la distancia más adecuada en la que hacer un cambio de ritmo. Con Rudisha todo eso es historia porque el keniano de origen masai corre los 800 casi como unos 400 metros porque desde el principio va rápido, se pone a liderar al grupo y empieza a correr a fuerte ritmo y sin descanso, más como un velocista que como un mediofondista.

Con esta táctica el atleta keniano cuyo padre también fue medallista olímpico pasó por los 400 metros con un tiempo de 49.28, por los 600 metros en 1:14.30 y de ahí hasta parar el crono en el 1.40.91 que suponía su nuevo récord mundial, un tiempo que parece que todavía podrá rebajar en el futuro dada su calidad y su edad ya que solo tiene 23 años.

El podium lo completaron Nijel Amos de Botswana que intentó seguir a Rudisha consiguiendo un tiempo de 1.41.73, nuevo Récord del Mundo Junior y marca dos segundos inferior a la mejor que había hecho nunca. El bronce fue para otro atleta de Kenia, Thimoty Kitum con 1:42.53, por supuesto también mejor marca personal gracias al efecto Rudisha.

Vía | El País

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Los candidatos a ganar el premio al mejor atleta del año 2012 en categoría masculina 11 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *