Resumen 2012 Fórmula 1: Vettel y Red Bull tricampeones, Alonso y Ferrari tendrán que esperar

Resumen 2012 Fórmula 1: Vettel y Red Bull tricampeones, Alonso y Ferrari tendrán que esperar

Escrito por: Fernando    24 diciembre 2012     3 Comentarios     7 minutos

Empezamos con nuestros resúmenes del año 2012 y nos centramos en la Fórmula 1, otro deporte cuya temporada nos ha deparado emociones fuertes ya que el campeonato ha tenido mucho más emoción que en la temporada 2011 aunque el resultado haya sido el mismo y hayamos vuelto a tener a Sebastian Vettel y Red Bull como campeones en pilotos y constructores.

Esta vez al alemán le costó más ganar el título ya que Fernando Alonso lo peleó hasta la última prueba. La regularidad del asturiano le permitió colocarse como líder destacado tras las primera fase del campeonato, la más divertida dado que todo estaba muy abierto y teníamos campeones distintos cada semana. Sin embargo, Vettel y Red Bull reaccionaron en la segunda mitad de temporada en la que fueron superiores al resto lo que les permitió encadenar su tercer título consecutivo tanto en el Mundial de Pilotos como en el Mundial de Constructores.

Después de vivir una temporada 2011 con un dominio aplastante de Red Bull muchos empezamos a seguir la nueva temporada con cierto escepticismo. ¿Habría emoción en las carreras o se vería un nuevo paseo militar de Red Bull? Pues pronto vimos que, afortunadamente, el campeonato empezaba mucho más abierto y si en 2011 el equipo Red Bull había ganado 5 de las 6 primeras carreras, en 2012 tuvimos siete ganadores diferentes en las siete primeras carreras, toda una bendición para el espectáculo.

La igualdad de las escuderías punteras en el comienzo de año, el buen rendimiento de equipos como Williams o Mercedes y lo impredecibles que resultaban los neumáticos Pirelli fueron responsables de este comienzo de año. La emoción comenzó con el GP de Australia y allí Jenson Button se convirtió en el primer ganador del año aunque lamentablemente en inglés se fue desinflando con el paso de las carreras.

Pocos días después, en Sepang, la lluvia se convertía en protagonista y en ese escenario Fernando Alonso consiguió el triunfo y se colocó como líder del campeonato. También destacó Sergio Pérez que alcanzó la segunda posición poniendo más méritos en su curriculum que a la postre le valdrían un fichaje importante con rumbo a McLaren.

En China llegó el tercer ganador del año cuando Nico Rosberg subió a lo más alto del podium por primera vez en su carrera. Las diferencias en el campeonato todavía no eran importantes pero Lewis Hamilton estaba siendo el más regular con tres terceros puesto que le valían el liderato.

Lo que no acababa de llegar era el triunfo de un Red Bull pero finalmente Sebastian Vettel lo consiguió en Bahrein en una fase del campeonato en la que Alonso encadenaba malos resultados, 9º y 7º, que dejaban claro que su coche en seco era mucho más lento que el de otros equipos punteros y que Malasia fue solo un espejismo favorecido por la lluvia.

Después de estas primeras carreras la Fórmula 1 desembarcó en Europa y España fue su primer destino. En Montmeló parecía que Lewis Hamilton se llevaría el triunfo pero fue sancionado por la FIA, perdió la pole y ganó Pastor Maldonado, otro piloto que se llevaba el primer triunfo de su carrera al igual que poco antes había ocurrido con Rosgber que fue segundo. Con la victoria del venezolano crecía la lista de ganadores pero tanto Mercedes como Williams fueron de más a menos por lo que con el paso de las carreras se reducía el número de candidatos al triunfo.

En la siempre interesante carrera de Mónaco el triunfo fue para Mark Webber mientras que Lewis Hamilton ganaba en Canadá y recuperaba el liderato del campeonato a la vez que se convertía en el séptimo ganador diferente del año.

En esta fase del campeonato llegaría una de las carreras más recordadas del año con la gran remontada de Alonso en Valencia. El asturiano conseguiría la pole en Gran Bretaña pero Webber acabaría ganando. Las cosas mejoraron aún más para Alonso que ganó en Alemania donde Vettel fue sancionado así que el asturiano comenzaba a destacarse como líder del campeonato gracias a su regularidad y los seguidores de Ferrari soñaban con el campeonato.

Aunque en Hungría el asturiano fue quinto y ganó Hamilton, en Bélgica llegó el primer gran problema para Alonso porque se vio afectado por el espectacular accidente que Grosjean causó en la salida.

En Italia, Alonso consiguió un podium ante su público y Hamilton se llevó el triunfo. En cualquier caso, el asturiano andaba con 179 puntos por los 142 de Hamilton, 141 de Raikkonen, 140 de Vettel y 132 de Webber así que todo marchaba relativamente bien para Ferrari que siempre esperaba introducir mejoras para dar un mejor coche al asturiano que le hiciera llevarse el título que estaba tan abierto.

Sin embargo, a partir de ahí el que dio con la tecla de las mejoras fue Adrian Newey para el equipo Red Bull. Vettel fue capaz de ganar en Singapur, Japón, Corea e India de forma consecutiva en una fase de campeonato de gran dominio de Red Bull que en esas cuatro carreras se apuntó tres dobletes. Con esos triunfos el alemán dio un vuelco al campeonato y pasó a aventajar a Alonso en 13 puntos, lastrado también por su abandono en Japón.

A partir de ahí a Alonso ya no le bastaba con alcanzar el podium y protagonizar remontadas. Su ventaja se había esfumado en unas pocas carreras y había que ir al ataque para intentar recortar distancias con Sebastian Vettel. En Abu Dhabi Alonso fue 2º tras Kimi Raikkonen y Vettel, sancionado, remontó desde la última posición para dejarnos una carrera espectacular.

Ahí estuvo una de las claves del campeonato porque Alonso soñaba con recortar muchos puntos a Vettel antes de llegar a las tres últimas carreras del año. En Estados Unidos, Vettel amplió distancias y en Brasil el asturiano necesitaba poco menos que un milagro. Cerca estuvo de producirse porque la carrera de Interlagos fue loca, entre la lluvia y no lluvia y con accidente de Vettel en la primera curva y golpe incluido a su Red Bull.

El alemán, muchas veces criticado con el argumento de que solo sabía ganar desde la pole, demostró de nuevo serenidad, remontó, su coche aguantó y se convirtió en el tricampeón más joven de la historia aventajando a Alonso en tres puntos después de todo el año.

Lamentablemente para Ferrari, tener el que todos han coincidido en señalar como el mejor piloto no les vale para ganar el campeonato. Red Bull volvió a ganar y en Maranello pueden empezar a impacientarse porque de nuevo no han podido dar a Alonso un coche a la altura del Red Bull, algo que intentarán hacer durante esta pretemporada.

En estos últimos meses del año el campeonato se encuentra parado pero eso no nos ha dejado sin noticias porque se está configurando la parrilla de 2013. Durante el año ya hemos tenido movimientos importantes como la segunda, y parece que definitiva, retirada de Michael Schumacher, la llegada de Lewis Hamilton a Mercedes para cubrir su ausencia y el fichaje de Sergio Pérez por McLaren que, a su vez, permite a Esteban Gutiérrez ocupar su puesto en Sauber.

Ahora mismo son pocos los asientos libres y aquí podéis consultar como están las cosas. Lamentablemente no ha habido solo noticias a nivel de pilotos sino también de equipos con HRT como protagonista negativo ya que la escudería está en trámites de desaparición y a menos que aparezca algún inversor nos quedaremos sin el sueño de tener a un equipo español en Fórmula 1.

Por el momento seguiremos atentos a los movimientos en la parrilla pero en un par de meses comenzaremos de nuevo con los test de pretemporada antes de dar paso a un nuevo campeonato allá por el mes de marzo.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.